lunes, 7 de mayo de 2018

GOLOVKIN APLASTA A MARTIROSYAN

Bernardo Pilatti
ESPN Digital

Gennady Golovkin noqueó en menos de dos asaltos al armenio Vanes Martirosyan, ganó una histórica vigésima defensa consecutiva, conservó todos sus títulos de campeón mediano, envió un poderoso mensaje de autoridad a todas las figuras de su división y quedó listo para enfrentar a Saúl “Canelo” Álvarez el próximo 15 de septiembre.
La contundencia de su victoria debería eximir cualquier comentario adicional sobre su superioridad. Sin embargo, este combate, pese a lo breve, deja muchas conclusiones y definitivamente contribuye colocando el interés de los aficionados en lo que realmente importa: la competencia deportiva y la pelea que todos quieren ver, GGG vs. Canelo.
Por fin se pasa raya y se da vuelta la tapa del libro a la fastidiosa novela creada alrededor de los dos positivos por clembuterol de Canelo. Esta misma noche comenzarán las negociaciones para esa pelea y durante los próximos meses, el kazajo y el mexicano estarán en el centro de la atención mediática, exclusivamente por su pelea.
GGG venía de dos peleas que recorrieron la distancia completa. Su victoria sobre Daniel Jacobs primero y el empate contra Canelo después. Fueron combates donde, además de no vencer por la vía rápida, aparecieron detalles poco comunes en su desempeño como la cautela, la precaución defensiva y las dudas a la hora de arriesgar.
En ambas peleas, por momentos, se vio superado técnicamente y recibió golpes duros, tanto por la ofensiva de Jacobs como el contragolpe de Canelo.
A sus 36 años y con una división repleta de talento, la mayoría de la cual hace fila para enfrentarlo, las mayores expectativas de su batalla de este sábado pasaban por esa incógnita: ¿veremos a GGG ganar con problemas en una pelea de trámite o aprovechará la misma para recuperar su carisma ofensivo? Fue lo segundo. El kazajo entró decidido a darle poco tiempo en el ring a su rival y efectivamente, no se lo dio.
Tal vez, su intención haya sido trabajar la pelea por tres o cuatro asaltos para ejercitar su ofensiva de menos a más, pero en el mero primer asalto, en el de teórico estudio, Martirosyan lo conectó duro con una combinación al final del episodio que consiguió conmoverlo. De inmediato hubo cambio de planes y la orden fue salir a masacrarlo antes que el armenio que se quitara el óxido de dos años sin pelear.
Martirosyan había planteado una buena estrategia. Moverse siempre, utilizar el jab para establecer la distancia y conectar desde afuera o entrando, evitando siempre el intercambio directo. Lo hizo en el primer round, en el segundo GGG no se lo permitió. Allí fue el de siempre. Lo llevó a las cuerdas, le frenó la salida con un gancho de derecha durísimo y cuando lo tuvo a tiro, apeló a una secuencia infernal para terminarlo. Derecha por afuera a la cabeza, doble izquierda replicada por dentro, otra derecha al mismo lugar y una izquierda para rematar cuando la mirada perdida del armenio ya mostraba que estaba fuera de la conversación.
La pelea terminó como lo predecían todos los pronósticos, aunque quizás fue más temprano de lo que se esperaba. Martirosyan nunca fue noqueado, ha demostrado resistencia al golpeo y un peso similar al de Golovkin. A la hora del combate el campeón subió en 173 libras y el armenio en más de 170. Sin duda, el interés primordial de GGG era demostrar que no le pesa la edad y su poder está intacto.
En el breve tiempo de pelea, además de la contundencia, Golovkin sorprendió con su volumen de golpeo, especialmente la metralla pesada. Lanzo 84 golpes y conectó 36, mientras que en impactos de poder acertó 16 de 30 enviados a la humanidad de Martirosyan. Que en este último rubro haya superado el 50 por ciento de efectividad, habla muy bien sobre su desempeño.
Al detalle estadístico en las conclusiones, hay que agregar el valor mental de la victoria por la vía rápida en un campeón del cual no solo se espera que siempre venza por KO, su historia se lo exige y la fanaticada lo mide bajo ese único rubro. Ganar de esa forma esta vez era una obligación y cumplió con la ley de su palmarés.
Al final de la pelea, Golovkin eludió por tres veces la misma pregunta: ¿si no fuera Canelo, a quien desea enfrentar del nutrido talento en las 160 libras? Se le nombraron a Charlo, Jacobs, Saunders, entre otros, pero Golovkin se limitó a decir que quiere enfrentarlos a todos, no tiene preferencias. Apenas dijo lo obvio sobre Saúl Álvarez, “si está listo, yo estoy listo, entonces vamos hacerlo en septiembre”.
No hay otro plan en la estrategia comercial de Golovkin. Es el único combate millonario en su camino y por cierto, de todos los rivales potencialmente peligrosos en las 160 libras, hoy Canelo es el que provoca menos riesgos porque las condiciones alrededor de la nueva pelea han cambiado mucho y las expectativas deportivas serán diferentes. Un tema sobre el cual escribiremos mucho en las próximas semanas.
La negociación para ese combate será rápida, no hay mucha especulación sobre la necesidad que tienen ambos (Canelo y GGG) de acordar ese combate. Tal vez, las demoras se den por la discusión sobre las ganancias en el nuevo contrato. Es evidente que cambiaran las condiciones y Golovkin reclamará una parte mayor de la bolsa, a la acordada en el contrato anterior.
Canelo sigue siendo el lado A, pero llega golpeado por todo lo sucedido en estos meses y sin alternativas lucrativas que puedan sustituir al kazajo en la fiesta del 15 de septiembre. Se habla de que en caso no ocurra la GGG-Canelo2, estaría decidido enfrentar al irlandés Gary O'Sullivan en una pelea de trámite.
En caso no haya acuerdo y caiga la revancha con Canelo, muy seguros estamos que Golovkin no enfrentará a Jermall Charlo (campeón interino CMB) o Daniel Jacobs (flamante retador mandatario al cinturón de súper campeón AMB) ni tampoco unificará con Billy Joe Saunders (campeón OMB) ni al retador mandatario de la FIB, Sergiy Derevyanchenko. GGG, tomará de inmediato el invento que ya dio a conocer Bob Arum para uno de sus pupilos predilectos, el campeón regular AMB, el japonés Ryota Murata.
El presidente de Top Rank quiere llevar a GGG a Tokyo para que exponga sus cinturones en una millonaria batalla. ¿Alguien duda que el kazajo necesite tiempo para pensar en esa oferta?
Bajo esas expectativas, no habrá muchas dilaciones en negociar y acordar la pelea del 15 de septiembre. Las dos partes querrán finiquitar rápido ese asunto para iniciar la promoción, organizar los campamentos y tener claro un negocio que necesita que les haga recuperar las pérdidas de este cinco de mayo.
Es verdad que la batalla contra Vanes Martirosyan nos dejó gusto a poco, pero las conclusiones no son tan pocas y será mucho lo que hablaremos de Golovkin en los próximos días. La contundencia de su KO en Carson, fue una demostración de poder por un lado y un golpe de autoridad por el otro: es el principal campeón y tiene el control de la categoría. Le pese a quien le pese.

lunes, 23 de abril de 2018

GERVONTA DAVIS ARROLLA A CUÉLLAR Y RECUPERA EL TÍTULO MUNDIAL


ÁLVARO CARRERA
AS.com

En la esquina de Gervonta Davis se echó en falta a Floyd Mayweather. El estadounidense no acompañó a su protegido en esta ocasión y Davis se encargó de darle envidia a Money. Tras no dar el peso ni convencer en su última pelea, el prospecto a gran estrella mundial se exhibió. Jesús Cuéllar fue valiente, pero no pudo con la contundencia del púgil de Baltimore. Tres asaltos le bastaron para enviar tres veces a la lona a su rival y finalizar la pelea. El argentino no era capaz de frenar las acometidas de Davis. 'Tank' volvió a mostrar su mejor nivel, ahí es imparable. Vuelve a ser campeón mundial del superpluma, esta vez en su versión WBA, pero lo más importante: dejó claro que con ese nivel pocos pueden ni tan siquiera cuestionarle.
Cuéllar salió decidido a molestar a Davis, no sería un invitado a su fiesta. Al menos lo intentó. El argentino fue quien comenzó a llevar el ritmo, y el estadounidense estaba cómodo. Le respondía con duras manos variando los planos y los upper iban entrando con gran facilidad. Trabajo de destrucción. En el segundo asalto llegó la primera caída. Esquivó Davis y con una izquierda potente abajo envió al suelo a Cuéllar, se recuperó, pero estaba tocado. Le había hecho daño, y tenía claro el camino.
Davis cada vez estaba más cómodo, lanzaba ráfagas más largas y en la parte final del tercer asalto comenzó a acorralar contra las cuerdas a Cuéllar. Era el final. Con dureza golpeó abajo Tank, y el argentino volvió a ceder. Demostró arrojo, porque otra vez se rehizo... aunque ya estaba roto. Davis se fue a por él, sacó sus golpes más potentes y aunque Cuéllar tenía la guardia bien armada se fue al suelo y ya no se levantó. Los cañonazos de Davis le fundieron. El de Baltimore lo celebraba con su esquina, salvo con Mayweather, que esta vez lo vio desde casa. Su mentor dominó el boxeo mundial durante años, él quiere imitarlo. Cualidades tiene, lo demostró, falta que la cabeza lo acompañe.

Charlo dejó el KO de la noche; Vargas y Broner firmaron nulo
La cartelera de Brooklyn tenía tres combates muy interesantes. El estelar enfrentaba (sin título en juego) a Adrien Broner y Jessie Vargas, que firmaron nulo. La pelea tuvo dos partes muy diferenciadas. Vargas dominó la primera, variando los planos y colocando las mejores manos. Broner no estaba cómodo y lo comenzó a estar a partir del sexto asalto, cuando Vargas bajó físicamente. El estadounidense estuvo más centrado en esta ocasión y se notó. Dejó ver su mejor boxeo e igualó la contienda. Los jueces dieron empate (115-113, 114-114 y 114-114) y ambos quedaron en hacer la revancha. Encandilaron y seguró que llegará. Antes de esa pelea, Jermall Charlo se apuntó el KO de la noche ante Centeno. El estadounidense fue muy superior y cuando tuvo a su rival en la corta distancia lo masacró con sus crochets. En el segundo asalto puso fin a la pelea y se llevó el título interino WBC del peso medio.

jueves, 19 de abril de 2018

EL PUPILO DE FLOYD MAYWEATHER, GERVONTA DAVIS, QUIERE RECUPERAR SU TRONO

Álvaro Carrera
AS.com

Eclipsado por el revuelo que su mentor, Floyd Mayweather, formó junto con Conor McGregor, Gervonta Davis (19-0, 18 KO) firmó una de esas historias que un púgil nunca puede olvidar: Davis no cumplió con la báscula. Era campeón mundial IBF del superpluma, ganó a Fonseca (con polémica), pero fue desposeído de su título. En el peso, primer asalto de un combate, el prospecto estadounidense probó la lona. Su calidad es indudable, pero en ese combate ni hizo lo que todo púgil debe hacer ni tampoco convenció. Su tren de vida cada vez se asemeja más al de su mentor y los rumores comenzaron.
Durante los días que han trascurrido desde esa pelea (129), Davis ha recibido infinidad de críticas. Su estilo bravucón ha hecho que conteste a algunos, y apunte al resto. Este sábado en Brooklyn es la fecha que ha elegido para cobrarse lo pendiente con todos sus detractores. Se medirá al argentino Jesús Cuéllar (28-2, 21 KO) por el título WBA del superpluma. Es claro favorito. Ha ganado a púgiles de mayor entidad y Cuéllar sube de categoría tras perder su última pelea... pero muchos son los interrogantes que sobrevuelan sobre el pupilo de Mayweather.
¿Cumplirá con la báscula? ¿Ganará con solvencia? Él deja claro en sus redes sociales que sí, lo hará, pero la duda existe. Hasta su traspié (fuera del ring, porque sigue siendo invicto) con Fonseca, Davis había dejado pocas dudas. Es bajo para su peso, pero lo compensa con arrojo, buen juego de pies y un ritmo endiablado a la hora de tirar manos. Un rodillo y quiere volver a serlo. Cuéllar es su próximo objetivo. Quiere recuperar su trono.

SEIS MESES DE SUSPENSIÓN PARA CANELO


ÁLVARO CARRERA
AS.com

Las previsiones se cumplieron en Nevada. La Comisión Atlética de ese estado se reunía para sancionar a Canelo Álvarez tras su doble positivo (17 y 20 de febrero) por clembuterol y le castigó con seis meses de suspensión. El mexicano había renunciado a su pelea contra Gennady Golovkin porque sabía que sería sancionado, aunque se ha tomado como cierta la versión de una intoxicación alimenticia que alegaba el púgil de Guadalajara. Positivo por negligencia al no revisar su comida, según apunta el acta. Todo parecía claro y así fue. No hubo mucha historia en su comisión.
Ni el púgil ni nadie de Golden Boy se personaron allí. El abogado de la promotora de Canelo estuvo presente por videoconferencia y el acuerdo estaba pactado de antes: Canelo Álvarez recibe una sanción de un año, pero por cooperar con la Comisión se queda en seis meses. Los cinco jueces que evaluaron su caso aceptaron el castigo y no hubo más historia. El 17 de agosto (justo seis meses después de su primer positivo) Canelo podrá volver a ser elegido por cualquier otro púgil para pelear.
De nuevo, lo esperado se repite. "Yo creo que le sancionarán seis meses y en septiembre se podrá dar el Canelo vs Golovkin II", apuntaba a As Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo. Así parece que será. GGG debe ganar el 5 de mayo a Vanes Martirosyan, rival que ha elegido para sustituir al mexicano y después se volverán a sentar a negociar. Ambas partes se quieren y más con todo lo que ha pasado. Canelo evita una gran sanción y su penitencia será esperar cinco meses más para deshacer el empate con Golovkin.
Golden Boy confirmó que Canelo volverá el 15 de septiembre
Poco más de una hora tardó Golden Boy en hacer público un comunicado sobre la resolución. La acatan. "Como mantuvimos siempre, las pequeñas cantidades de clembuterol encontradas en el sistema de Canelo se debe a contaminación de carne. A pesar de que la mayoría de los deportes profesionales tratan este asunto como contaminación, el estado de Nevada no lo hace. Canelo y Golden Boy respetan sus reglas y están satisfechos con la solución", apuntaron.
Además de lo evidente, Golden Boy quiso anunciar la próxima fecha para su púgil: será el 15 de septiembre. "Canelo espera con ansias su regreso al cuadrilátero en septiembre, durante la festividad del Día de la Independencia de México (domingo 16 de septiembre)", concluyeron. Es decir, Canelo planea su secuela contra Golovkin un día antes de que se cumpla un año de su primer dueño.

miércoles, 18 de abril de 2018

MIKEY GARCÍA REGRESA AL PESO LIGERO

ÁLVARO CARRERA
AS.com

El futuro de Mikey García (38-0, 30 KO) se aclara. El púgil de California (con raíces mexicanas) era campeón simultáneo del peso ligero, por el WBC, y en el superligero, por la IBF. García tenía las dos puertas abiertas y debía renunciar a uno de los dos cinturones, ya que un púgil no puede ser campeón en activo en dos divisiones diferentes. Ante la llegada de Lomachenko (que se verá con Linares) parecía que tomaría el camino del superligero... pero no será así. Su próxima pelea será con el título WBC del ligero en liza.
El californiano ganó el IBF del superligero el 10 de marzo al ganar de manera clara a Sergey Lipinets e hizo historia al levantar el Mundial en su cuarta categoría diferente. Ya era leyenda y debía pensar en que peso estaba más cómodo. Notificó a la IBF que seguiría su camino, y este organismo le ordenó su primera defensa ante Ivan Baranchyk (18-0, 11 KO). No le gustó el rival a García, o quizá comprendió que le iría mejor en las 135 libras, de un modo u otro decidió dar marcha atrás y renunciar al título en las 140 libras, según ha confirmado la IBF a ESPN.
Así, Mikey García buscará, según ESPN, la primera defensa de su vida en las 135 libras, ya que lo ganó en enero de 2017 y después decidió aceptar un gran cartel en el superligero (sin título) ante el excampéon en esa categoría Adrien Broner. Sus opciones son amplias, aunque lo previsto es que rete públicamente al ganador del Linares vs Lomachenko (12 de mayo) y se produzca el gran cartel que tanto tiempo lleva esperando. Sin duda Mikey García ha elegido la opción que más gustaba al boxeo

EL WBC DESCARTA UNA DIVISIÓN EN EL PESO PESADO


ÁLVARO CARRERA
AS.com

La última convención del Consejo Mundial de Boxeo (WBC, en inglés) dejó muchos titulares, uno de los que más controversia generó fue una posible bifurcación del peso pesado debido a las importantes diferencias de peso entre unos púgiles y otros. Desde ese momento el organismo verde y dorado comenzó una investigación para analizar si la nueva división sería posible. No lo será, así de tajante se mostró Mauricio Sulaimán con As en su visita a España.
"Comenzamos ese programa piloto analizando el aspecto médico, psicológico y estadístico. Desde los 70 y 80 se han producido importantes cambios en la división, pero tras el estudio los resultados arroja que hay pocos boxeadores que podrían entrar en el superpesado. Por ello, creo que el nombre y la división del peso pesado no variará. Es intocable", apuntó el mexicano, quien quiso puntualizar. "Es cierto que en algunos combates la diferencia es grande, por ejemplo Ortiz sacó 30 libras (13 kg) a Wilder en su último combate, pero no nos preocupa. Si lo hace más la diferencia que hay entre el peso semipesado y el crucero. Ahí sí que observamos mayor ventaja y es donde nos vamos a encaminar", añadió.
Con respecto a esa categoría, el peso crucero, Sulaimán se mostró muy satisfecho con la iniciativa de los World Boxing Super Series, que unió a los ocho mejores de la categoría en un torneo eliminatorio. "La categoría crucero es una gran división, pero ha sufrido la sombra del peso pesado desde que nació. Son púgiles corpulentos, pero con mayor habilidad física que los pesados. Es una división muy competida y las World Boxing Super Series lo ha demostrado, es lo mejor que le ha ocurrido a la categoría. Le va a dar una gran unificación después de muchas peleas vibrantes y todavía nos queda el Usyk vs Gassiev que será una pelea histórica", aseguró.
Al analizar la situación del peso pesado, Sulaimán también se refirió a su campeón, Deontay Wilder, a quien espera ver pronto en una gran unificación. "La pelea entre Wilder y Joshua es la que todo el mundo quiere ver, regresó el interés por los pesados. Es la división histórica del boxeo que tras la retirada de Lenox Lewis perdió un poco el interés mediático. Joshua mete 90.000 personas en un estadio, Wilder noquea a quien se le ponga por delante... los pesados vuelven a tener el foco mediático. Porque además de ellos dos hay otros muchos como Dylian Whyte, Tyson Fury o Luis Ortiz que han demostrado tener nivel para mantener la continuidad de la categoría", reconoció.
Sulaimán también quiso lanzar un capote a su campeón, quien ha estado en el centro de la polémica por unas declaraciones en las que apuntaba a que "quería un cadáver en su currículum". Fue un malentendido, el mexicano no lo duda. "Tras todo lo sucedido hablé con él. Se malinterpretó lo que dijo. Él se equivocó en entrar en un juego de palabras que después se sacó de contexto. El dijo que abajo del ring era Deontay Wilder y sobre él se convertía en el Bombardero de Bronce y no le importaba nada... y ahí se generó la controversia. Yo estaba en el ring cuando noqueó a Szpilka y le vi su preocupación y como daba vueltas nervioso hasta que su oponente reaccionó. De ninguna manera dijo esas declaraciones, fue un malentendido", concluyó el presidente del WBC.

SULAIMÁN: "CANELO ES INOCENTE DE DOPAJE"


ÁLVARO CARRERA
AS.com

El boxeo tiene muchos temas de actualidad. Mayweather acapara muchos titulares con su posible paso a las MMA, pero el que está en boca de todos es Canelo Álvarez.
El mexicano tendrá el próximo miércoles su comparecencia con la Comisión Atlética de Nevada y de ahí debe salir la resolución de su caso por dopaje.
Por ello decidió renunciar a pelear ante Golovkin el 5 de mayo y está a la espera. En su visita a España, el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán analizó la situación y fue tajante.
"Es un tema lamentable. Todos estábamos esperando esa pelea. Golovkin ha hecho todo correcto y se ha encontrado en una situación que lo tiene sin saber si podrá pelear el 5 de mayo. Por su parte, lo que ha sucedido con Canelo es una injusticia. El clembuterol es una sustancia probada como problema de salud pública en México. Analizando todos los datos, Canelo es inocente de dopaje.Puede ser culpable de negligencia o descuido. Hay muchos más casos de este tipo, la AMA lo sabe y tiene estudios que explican la diferencia entre una intoxicación y un dopaje premeditado. En sus controles se ve como la sustancia va desapareciendo de su cuerpo. El tema es complicado. La manera de ser de Canelo le ha provocado muchos enemigos y están yendo a por él, pero yo me quedo con su inocencia por dopaje", apuntó sin titubeos Sulaimán.
De lo que tampoco tiene duda el mexicano es de la situación de Golovkin. Debe pelear el 5 de mayo. "Nosotros nos pronunciamos de manera inmediata. Apoyamos total e incondicionalmente a nuestro campeón, nada fue su culpa. La Comisión no le apoyó, la televisión tampoco y las otras organizaciones tampoco. Le han echado atrás a todos los rivales que ha propuesto. GGG lleva tres meses de esfuerzo físico que nadie le va a devolver, no puede cerrar el campamento y regresar sin el dinero ni la gloria de pelea. Si se permite será una injusticia, nosotros le apoyaremos con cualquier rival digno que proponga, pero no todo está en nuestra mano. Lo único que podemos hacer es darle nuestro apoyo incondicional, como estamos haciendo", aseguró.
Sulaimán también apuesta porque la revancha se dará. "Golovkin quiere pelear con Canelo, Canelo con Golovkin y el mundo quiere ver esa pelea. Lo que se espera es que Nevada le de una suspensión menor, como un pequeño castigo y se programe la pelea para septiembre. Si la resolución es diferente, cada uno tomará su camino. Yo espero que se haga justicia y se le de un castigo pequeño a Canelo, de lo contrario es difícil que se vuelvan a encontrar".
La noticia ha dinamitado al boxeo, pero para Sulaimán también es una prueba de la limpieza del deporte. "Este es un caso en el que el boxeo gana, aun perdiendo una gran pelea. Se demuestra que se están haciendo controles sorpresa fuera de competición y seas quien seas si hay un positivo va a salir. Es una excelente prueba. La gran mayoría de boxeadores están registrados en el programa de deporte limpio del WBC y están animados a participar. En el deporte el dopaje es una realidad, pero en el boxeo no tanto. El boxeador es diferente, tiene esa preocupación por su rival. Estoy muy contento porque el programa de boxeo olímpico, aunque no sea óptimo, se ha dado un primer paso y está dando sus frutos", concluyó.