viernes, 30 de octubre de 2009

Rumble in the Jungle


Por Diego Morilla ESPNdeportes.com

La historia de la que quizás sea la pelea más ilustre del siglo XX comienza como toda gran aventura: un personaje emprendedor con una idea alocada sale a buscar financistas en los lugares más inverosímiles. Guarden los escépticos sus sonrisas condescendientes. Ese mismo párrafo podría usarse para definir el inicio de lo que luego fue descubrimiento de América (un plebeyo italiano desafiando tres milenios de sabiduría geográfica y astrológica, y buscando dinero en la corte española) y aún así la mención de esa gesta despierta aún hoy una reverencia digna de mejor causa. Compenso este pedido de seriedad admitiendo sin mayores reparos que Don King no es Cristóbal Colón, pero la audacia de ambos tiene muchos puntos en común. Y ahí no se detienen las comparaciones. En este caso, el redescubrimiento de todo un continente estaba también a punto de revelarse ante el mundo.
Saliendo todavía de un brutal período de dominio colonial, el continente africano de mediados del siglo XX reclamaba un lugar de mayor respeto para un espacio tan rico en recursos naturales como humanos. Algunos países lo hacían a través de la lucha pacífica, otros a través de la lucha armada, y otros simplemente derrochaban sus riquezas en dar muestras de opulencia desmedidas.
Uno de esos países era el ex Congo Belga, que pasó a llamarse Zaire en su nueva etapa como país independiente (hoy llamado República Democrática del Congo). El brutal dictador Mobutu Sese Seko reinaba supremo, y Zaire se erguía tempranamente como una potencia continental gracias al oro, petróleo y otras riquezas.
Del otro lado del océano, el promotor musical Don King daba sus primeros pasos en el mundo del boxeo, en el que se había abierto paso contratando músicos primero y luego buscándoles trabajo. En ese mismo plan, King firmó un contrato con Muhammad Alí y el campeón George Foreman garantizándoles la por entonces extraordinaria suma de cinco millones de dólares a cada uno por un eventual choque entre ambos. Lo único que faltaba ahora, pensó King, era conseguir el dinero. King y Mobutu tenían algo que el otro deseaba. El trato estaba hecho antes de comenzar las negociaciones.
El dictador de Zaire garantizó la suma a cobrar por ambos púgiles, en quienes veía a dos pilares de la africanidad regresando finalmente a su tierra para dar ímpetu al nuevo despertar del África ante el mundo al disputar nada menos que el campeonato de peso pesado, el epítome del enfrentamiento deportivo. No hay manifestación más pura y cabal de dominio deportivo reconocido mundialmente que una pelea de campeonato de peso pesado, y esta vez, los protagonistas combatían ante su gente en un escenario único e histórico. Pero eso no era suficiente. Un combate transmitido a todo el mundo desde el corazón de la selva africana requería un esfuerzo extraordinario.
King echó mano a todos sus recursos. Aceptó que una compañía (de la que era socio accionario) filme el evento en exclusividad a cambio de la producción de un largometraje sobre el combate. En lugar de armar una cartelera previa con peleas de menor valía, armó un festival musical al que invitó a muchos de los músicos que había contratado en sus años de promotor. Y se transformó en fallido emprendedor turístico al vender paquetes de pasajes y estadías para presenciar un combate que, según se ilusionaba King, sería visto por miles de millones de personas en todo el mundo.
En su momento, pocas de estas ambiciones se cumplieron. Pero en los años venideros, todas esas predicciones quedaron chicas.
La película en cuestión (When we were kings; Cuando éramos reyes en español), terminó ganando un Oscar luego de descansar en un cajón durante más de dos décadas. El festival musical previo al combate (denominado "Zaire '74") pasó a conocerse como "el Woodstock negro", por la acumulación de estrellas musicales de color provenientes de todo el planeta en un show multitudinario en el corazón del continente del que eran oriundos. Y la repetición del combate fue vista una y otra vez por miles y miles de fanáticos fascinados por el trasfondo histórico y el valor deportivo del combate. Pero eso ni siquiera alcanza para ilustrar el carácter épico de una de las peleas más extraordinarias de la historia del boxeo. Un verde amanecer en la jungla
El festival musical de tres días concluyó. Por el escenario pasaron The Crusaders, James Brown, Celia Cruz y las Fania All-Stars, B.B. King, Miriam Makeba, The Spinners, Bill Withers, y Manu Dibango, entre muchos otros. Un numeroso grupo de bailarines tribales congoleses pobló el campo de juego del estadio Mai 20 de Kinshasa para una electrizante demostración de danzas tradicionales minutos antes del combate estelar. En el ringside, un grupo de intelectuales y escritores incluía a Norman Mailer (quien produjo un libro íntegramente dedicado a esta pelea), George Plimpton, y hasta a David Frost como comentarista invitado junto a Joe Frazier, rival en común de Alí y Foreman. Los rincones de ambos peleadores estaban conducidos por verdaderas leyendas. Angelo Dundee lideraba la esquina de Alí, mientras que Foreman contaba en la suya con los consejos del genial Archie Moore. Un extraordinario estratega en la esquina de Alí, y el mayor noqueador de la historia en el rincón de Foreman. El destino tiene a menudo maneras sutiles de presagiar el futuro, pero son pocos los que pueden leer esos velados designios.
En efecto, el plan de pelea de Alí y de Foreman fue consecuencia directa de los atributos deportivos e intelectuales de los jefes de sus equipos. El mandato de Moore era castigar a Alí hasta derribarlo impiadosamente, mientras que el plan de Alí era otro muy distinto, y terminó siendo el plan opuesto al anunciado previamente.
Incluso la personalidad de cada boxeador reflejó sus estilos en el ring. Hasta ese momento, Foreman (que luego se reciclaría en un sonriente y locuaz vendedor de parrillas para hamburguesas) era un parco y lacónico fajador de mirada vacía y pegada adormecedora. Alí, por su parte, era el astuto y veloz boxeador de mil recursos y ángulos de pegada, tan peligroso con sus manos como con sus palabras. Y en este combate en particular, Foreman se valió de sus por entonces limitadas armas como pegador, mientras que Alí se valió de sus más amplios atributos de manera pareja y eficiente, quizás con su carisma y su locuacidad como elementos más salientes.
Convenció al pueblo congolés de que su lucha por reconquistar el título sería un triunfo de su raza ante los ojos de todo el mundo. Y el resultado fue extraordinario: en muy pocos eventos boxísticos se puede ver al público involucrarse de manera tan ruidosa en un combate, especialmente a favor de uno solo de los contrincantes. Alí los instó a alentarlo incesantemente, los sedujo y los cautivó con su magnética personalidad, y les enseñó un canto que aún hoy es parte de los numerosos aportes lingüísticos y culturales que esta pelea trajo al boxeo: "¡Alí, mubayé!" (¡Alí, mátalo!), coreado por todo un estadio que solamente interrumpía este cántico para explotar en exclamaciones estentóreas ante cada golpe acertado por el retador al título. Y en cada amarre con su rival, Alí desafiaba a Foreman con hirientes frases susurradas en su oído. "Me dijeron que pegabas mucho más duro que esto, George" es apenas una de ellas.
Pero sería otro notable hallazgo semántico-boxístico el que encerraría la clave del triunfo para Alí. El término "rope-a-dope" puede ser traducido libremente como "dormirse en las cuerdas". Luego de amenazar constantemente a Foreman con bailotear alrededor suyo lanzando golpes picantes (en el molde de su vieja estrategia de "flotar como una mariposa y picar como una abeja"), Alí eligió confundir a su rival apostando por la táctica contraria. Alentado por un video en el que se veía a Foreman respirar con mucho esfuerzo tras apenas dos rounds de pelea, Alí decidió desgastar al temible campeón recostándose sobre las cuerdas y dejando que éste lance golpes inofensivos a granel. Ya en el tercer asalto, Foreman comienza a respirar agitadamente por la boca, algo que ningún boxeador en buen estado físico debería hacer. En ese mismo round, la espalda de Foreman brilla de sudor bajo las luces del ring, mientras que Alí luce casi inmutable ante el ascendente calor, que a pesar de la hora temprana (la pelea comenzó a las 4 de la mañana para acomodarse a los horarios de las transmisiones satelitales) ya era sofocante.
El quinto asalto (el mejor de toda la pelea) marcó un punto de inflexión en el combate, y por extensión, en la vida de ambos peleadores. Luego de castigar duramente a Alí y gastar sus últimas reservas de energía en ese esfuerzo, Foreman se vio sorprendido por una andanada de rectas al rostro con las que Alí venía castigándolo aisladamente durante la parte temprana del pleito. El giro que daría la pelea en esos momentos sería irreversible.
Al finalizar el sexto asalto, se lo ve a Foreman caminar hacia su rincón con el paso exhausto que Alí había visto en los videos de sus peleas anteriores. El daño estaba hecho, y el toro arremetía hacia la capa del torero sin sospechar que el frío acero lo esperaba tras el paño rojo.
Sintiendo la urgente necesidad de un esfuerzo mayor y la cercanía de una posible definición, ambos púgiles se cuadraron en el centro del ring varios segundos antes del campanazo inicial del séptimo asalto. El réferi Zack Clayton tuvo que separarlos para que no comiencen el round hasta que sonara la campana. Y el round fue claramente para Alí, que para ese momento ya tenía la clave de la victoria y esperaba solamente el momento propicio para develarla. La arremetida final llegó en el octavo asalto. Luego de una última sesión de castigo voluntariamente aceptado sobre las cuerdas para desgastar aún más a Foreman, Alí salió de su guarida disparando manos desde todos los ángulos.
La seguidilla de manos inapelables y certeras que siguieron a ese momento constituyen uno de los nocauts más vistos en la historia del boxeo. Foreman, indefenso, apenas atinaba a intentar resguardarse moviendo sus brazos en remolino, en un payasesco intento por mantener el equilibrio, bloquear los golpes y detener su eventual caída con un mismo baile desgarbado. No hubo suerte en ninguna de esas tareas. Foreman cayó de espaldas a las lonas en medio del ring, y cuando la cuenta llegó a diez y el estadio explotó en vítores bajo el sol naciente de un amanecer en plena selva, asomó también en ese instante un nuevo destino para los dos protagonistas del combate.
Renovando su aura de vencedor aún ante las circunstancias más adversa, Mohammed Alí, que nunca había caído por nocaut en toda su carrera hasta el momento, recuperó el respeto que había ganado al vencer al durísimo pegador Sonny Liston diez años antes y que había perdido parcialmente al caer ante Joe Frazier en su intento por regresar a la cima. De repente, todos sus dichos y predicciones pasadas y futuras (desestimadas como meras ilusiones de grandeza de un boxeador en decadencia) cobraron fuerza nuevamente. Y Alí, que había prometido retirarse tras este combate, fue el primero en creerlas. Su combate ante Foreman lo hizo sentirse imbatible nuevamente, y su legendaria confianza en sí mismo se disparó a niveles dañinos para su propia integridad. Ebrio de su propio orgullo, Alí llevó su carrera demasiado lejos, y su final es de público conocimiento. Las razones de su estado actual (con un mal de Parkinson agudizado por los golpes recibidos en sus tres últimos combates a fines de los '70) tienen su origen en esa gloriosa y (a la postre) pírrica victoria del 30 de octubre de 1974. Pero su estado actual es también el precio que pagó por recuperar su credibilidad, su título y su estatus de leyenda, que luego le valdría el cariño y la admiración de millones alrededor del mundo.
Por su parte, Foreman tuvo en esa noche el comienzo de un largo camino de redención personal y profesional que duraría dos décadas. Luego de ese combate, con la confianza por el piso y su aura de invencibilidad reducida al mínimo, George Foreman caería derrotado ante boxeadores que quizás le hubiesen durado apenas unos minutos en otra etapa de su carrera, para luego abandonar el deporte y retomarlo diez años después, ya con sus ideas y sus objetivos más claros. Su nuevo viaje no estuvo exento de altibajos, pero aún así hizo falta un Evander Holyfield en su mejor momento para evitar que George recupere su título a comienzos de los '90. Sin amilanarse, Foreman continuó su senda, haciéndole quizás el "rope-a-dope" a la vida y al boxeo, dejando que cada una de las barreras que lo separaban de su sueño de recuperar la gloria se vayan gastando y cayendo a pedazos, exhaustas ante tanta voluntad y tanto empeño. Finalmente, ese momento llegó, y George se sintió digno de volver a calzar los pantalones que usó en aquella gesta fallida para subirse al ring en una última búsqueda de gloria, consciente esta vez del esfuerzo y la humildad que le hacían falta para lograrlo. Años después, muñido de esa misma humildad, compartiría el escenario de la premiación de los Oscar en Hollywood con su rival de aquella noche en el Congo, aceptando una estatuilla por el documental "Cuando éramos reyes", estrenado más de 20 años después de la noche en que ambos, Alí y Foreman, sacudieron la selva con el rugir de sus puños.
Pero esa noche fue diferente. Esa noche, en algún lugar de la jungla congolesa, las voces callaron, los tambores se silenciaron, el amanecer brilló más que nunca y rugió solamente el eco de un combate entre dos reyes enfrentados y luego hermanados por la búsqueda de la misma corona a lo largo de toda una vida plagada de agonías y éxtasis, el eco de un combate que aún hoy, a treinta y cinco años de aquella refulgente alborada africana, sigue resonando como uno de los momentos más trascendentes y memorables de la historia del deporte.

Pacquiao: Mayweather no quiere pelear conmigo


AP

Manny Pacquiao, que se alista para medirse con el puertorriqueño Miguel Cotto, cree que la pelea más prometedora en el boxeo jamás ocurrirá porque Floyd Mayweather Jr. se niega a enfrentarlo.
Pacquiao entrena en Hollywood para su combate con Cotto el 14 de noviembre, pero el púgil considerado el mejor campeón libra por libra se tomó un momento el jueves para mencionar sus posibilidades de pelear con Mayweather, el rey de ganancias en los combates por televisión, en lo que sería un acontecimiento muy lucrativo para ambos.
"Creo que no va a ocurrir", dijo Pacquiao. "Estoy seguro de que no quiere pelear".
Pacquiao considera que Mayweather trata al boxeo principalmente como un negocio y no atiende el valor de entretenimiento que ofrece a los aficionados.

Algete celebra una espectacular velada de boxeo este viernes


Todo está listo en Algete para que esta noche se celebre una de las mejores veladas de boxeo que han pasado hasta la fecha por la zona norte de la región. Desde las 8 y media el polideportivo Duque de Algete acogerá este gran acontecimiento que cuenta con el atractivo de ver la reaparición en los cuadriláteros del ex campeón de España e Intercontinental, Pablo Navascués.
Tras su histórico enfrentamiento con Javier Castillejo que acabó con el resultado de combate nulo, todo parecía indicar que Navascués pondría el punto final a su carrera. Sin embargo, el “Huracán” quiere volver a pelear por el título mundial y su primera parada será en Algete frente a Cogival Lima. En esa misma velada se verá nuevamente en el ring a Rubén Varón. El ex campeón de Europa del peso Superwelter celebrará su recuperación de la lesión que sufrió hace tres años en su mano derecha. En su reaparición su rival será el rumano Rafael Chiruta en un duelo que servirá para comprobar su estado de forma.
A seis asaltos veremos nuevamente a Javi Vega. El campeón de España Welter se enfrentará a Nicolás Perillo con vistas a mantenerse activo para defender, cuando le llegue el momento, su entorchado nacional. Además de todo ello, habrá otros combates que abrirán una noche cuyas entradas están a partir de los 15 euros.

Preparado para ‘todo’ Miguel Cotto


Raúl Álzaga / Enviado especial

Así lo prometió el campeón boricua Miguel Cotto al reaccionar ayer a los comentarios del entrenador de su rival, Manny Pacquiao, durante su día de entrenamiento abierto a los medios noticiosos y que casualmente coincidía con su cumpleaños número 29.
“Va a ser un combate bien aguerrido, pero les puedo asegurar que al final voy a salir victorioso”, dijo Cotto a la multitud de prensa que se dio cita para verlo en acción en el gimnasio Fighting Fury de Tampa.
“Lo que diga Freddie Roach me tiene sin cuidado. Lo mejor que él puede hacer es preparar a Manny Pacquiao lo mejor posible. Yo lo estoy”.
De hecho, el titular wélter de la Organización Mundial de Boxeo se rió cuando fue confrontado con las declaraciones de Roach en torno a sus debilidades como boxeador y de que será noqueado por el filipino.
“Roach no se va a meter en mi cabeza. Él habla mucho y cree que va a pasar lo mismo cuando Pacquiao peleó con Hatton, cuando los principales protagonistas fueron él y Floyd Mayweather, padre”, dijo Cotto, rehusando entrar en dimes y diretes.
“No vamos a caer en ese juego. Ninguna cosa estúpida que diga me va a afectar y nada de lo que él diga va a cambiar el resultado de la pelea”, apuntó.Durante su leve entrenamiento de ayer se vio un Cotto con un físico bien tonificado, dispuesto y contento, pero sobre todo, lleno de confianza en que el trabajo realizado rendirá frutos el 14 de noviembre.
“Las peleas se ganan en el gimnasio y aquí hemos trabajado al 100 por ciento. Además, la nutrición ha ayudado mucho y por eso el estado anímico que me encuentro es muy diferente a veces anteriores. De hecho, nos encontramos muy cerca del peso”, dijo.
“Lo que he dicho desde el principio, Pacquiao es un gran peleador, pero viene de 126 libras. Por más pesas que le dé y por más peso que adquiera nunca va tener la fortaleza de Miguel Cotto y ésa es una de las interrogantes que va a tener que enfrentar cuando suba al ring. Estamos preparados para todo lo que él traiga”, agregó.
En términos tácticos de su entrenamiento, Cotto no quiso abundar mucho, pero sí dejó claro que está listo para enfrentar exitosamente a otro púgil zurdo, como ya lo ha hecho en el pasado.
“En mi preparación trabajé contra zurdos. Pacquiao no es el primero que enfrento. Ya tengo peleas con (Carlos) ‘El Indio’ Quintana, Zab Judah y (DeMarcus) Corley. Estoy bien preparado para él”, sostuvo Cotto, quien agregó que no considera a Pacquiao un mejor peleador de lo que era hace tres años, cuando reinaba en las 130 libras.
“Lo único que tiene Manny de diferente de hace tres años para acá es que subió de peso y tuvo las victorias sobre (Ricky) Hatton y (Oscar ) De la Hoya. Eso tiene su mérito, pero en términos boxísticos, sigue siendo esencialmente el mismo tipo de peleador. Contra él vamos a trabajar una pelea inteligente asalto por asalto. Y si se da un golpe fuerte, lo vamos a aprovechar para noquearlo”.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Víctor Bonet-Mariano San José, principal atracción de la velada de Ibiza

Rubén J. Palomo

El próximo sábado regresa al Polideportivo Insular de Blancadona el mejor boxeo. La nueva velada que organiza el Ibiza Boxing Club reunirá a los mejores púgiles de la isla y como invitados sorpresa competirán tres boxeadores madrileños del club Rimer Box en el que entrena el ex campeón del mundo Javier Castillejo. La organización, no obstante, espera la confirmación de varios púgiles para los pesos pesado y súper pesado.
La velada comenzará a las 21,00 horas con los enfrentamientos de los pesos inferiores. El ibicenco Rafael Martínez (Ibiza Boxing Club) parte como favorito frente a Mauricio Maquera (Ginos Boxing Ibiza) en peso pluma (57kg.). Se prevé un combato intenso y movido. En peso medio (75kg.), el púgil local Mohamed Hanine (IBC) recibe al madrileño Ricardo Sarmiento en una pelea en la que el marroquí debe imponer su envergadura y calidad.
En 65 kilos, el ibicenco Javier Martínez, del gimnasio Luminar, se mide a Francisco José García, del Ginos; y en peso semipesado (81kg.), Alin Beke (IBC) buscará superar al púgil de Madrid Emmanuel Nelo en un combate de máxima igualdad.
El plato fuerte será el combate que cierra la velada entre dos neoprofesionales. El local Víctor Bonet y el madrileño Mariano San José, en combate de peso ligero (65kg.). Los precios: 15 euros en silla junto al ring y 10 en la grada.

martes, 27 de octubre de 2009

Manny Pacquiao: “La más dura de mi carrera”


Raúl Álzaga / Enviado especial

Dicen que la primera impresión es la que vale.
Y juzgando por la demostración de Manny Pacquiao durante su primer entrenamiento para las cámaras en la ciudad de Los Ángeles, no es casualidad que al púgil filipino se le considere el mejor boxeador libra por libra del mundo y favorito para imponerse en la reyerta contra el boricua Miguel Cotto el próximo 14 de noviembre.
Sin embargo, su velocidad en los puños contrastó con la cautela que presentó a la hora de hablar del campeón boricua, a quien catalogó como uno de los más fuertes oponentes a los que se haya enfrentado.
“Ésta es la pelea más dura de mi carrera y no pienso desaprovechar esta oportunidad”, sostuvo Pacquiao, quien arribó el domingo en la noche a Los Ángeles procedente de su natal Filipinas y, a pesar del jetlag por el cambio de horario , no dio tregua en su entrenamiento intenso de tres horas.
“He tomado esta pelea con la seriedad que merece, sin dejarme llevar por comentarios. Muchos dicen que los golpes de (Antonio) Margarito y (Joshua) Clottey le van a afectar, pero yo no dependo de eso. Cotto sigue siendo un peleador bien fuerte, más grande que yo, que pelea inteligente y para nada lo he subestimado”.
Para ello, Pacquiao se ha preparado físicamente como siempre lo hace, pero esta vez con mayor énfasis en el uso de filmes y en horas de estudio.
“La intensidad sigue siendo la misma. Quizás lo que ha cambiado un poco es el tipo de estrategia de entrenamiento, pues hay que ajustarse al estilo particular de pelea de Cotto. Hay que aplicar ciertas técnicas. He dedicado muchas horas de estudio junto con Freddie, para identificar sus debilidades y fortalezas y buscar sus puntos claves”.
Pero además, durante su sesión de entrenamiento del lunes, dejó boquiabiertos a los presentes en el gimnasio Wild Card Gym de Hollywood, California, con su velocidad y su condición física y técnica. Pacquiao trabajó mucho en no quedarse pillado en las esquinas o en las sogas, desplazándose lateralmente con velocidad y contraatacando con múltiples combinaciones en caso de que eso sucediera. También se le vio esquivando bien el gancho de izquierda y evitando posibles cabezazos.
“Estamos listos para lo que traiga. Lo hemos estudiado muy bien”, afirmó Pacquiao.
Sin embargo, a pesar de la confianza que siente el filipino, descartó hacer pronósticos de nocaut como ha asegurado Roach.
“Lo mío es pararme en el cuadrilátero, boxear y hacer mi mejor pelea posible. No voy en busca de un nocaut. Pero si llega, bienvenido”, manifestó el ídolo filipino.
“ Mi labor es presionar y si sucede sería grandioso”, agregó Pacquiao.

lunes, 26 de octubre de 2009

KELLY PAVLIK, AL BORDE DE LA MUERTE


AP

Una reacción alérgica a una medicación hizo que su temperatura superara los 104 grados y que su ritmo cardíaco subiera a más de 150 pulsaciones por minuto. Cuando lo admitieron en el hospital, sudaba incesantemente con un color rosáceo.
Un médico especialista en enfermedades infecciosas de Cleveland Clinic le dijo a su padre, Mike Pavlik, que el púgil de 27 años estaba luchando por su vida. El panorama era sombrío.
"No sé mucho de medicina", dijo Mike Pavlik, "Pero ese día estuvo en el límite".
Todo comenzó con una pequeña infección en un nudillo de la mano izquierda, en la que Pavlik recibió una inyección de cortisona. Todo sucedió muy rápidamente. Un hombre que vive de llevar su cuerpo al límite estaba postrado en la cama. Su esposa, Samantha, no se separó de su lado mientras los médicos intentaban dilucidar qué era lo que ocurría.
Pavlik dice que no recuerda lo que ocurrió el mes que pasó, sólo tiene flashes y recuerda algunos detalles.
Recuerda que un médico le dijo que todavía no iba a poder ir a casa y que cada paso que daba hacia la guardia de emergencia era muy difícil de hacer. Su piel estaba en llamas y sentía que el corazón iba a salir de su pecho.
No recuerda los esteroides que los médicos le dieron para detener la reacción.
"No recuerdo nada de ese día, así de mal me sentía", Pavlik le dijo a AP. "Me dijeron que fue muy serio. Fue la peor reacción alérgica que una persona puede tener".
Además, fue el peor momento de un verano repleto de contratiempos.
La infección apareció después de que Pavlik derrotó a Marco Antonio Rubio, un oponente duro pero ampliamente superado, ante un público que adora a Pavlik, en su ciudad natal, Youngstown, Ohio.
Estaba jugando al básquetbol una cálida tarde de marzo cuando la piel del nudillo se abrió en dos. Después de unos minutos, Pavlik vio un líquido incoloro en vez de sangre, y después de una visita al médico confirmó que era una bacteria.
Pasó un mes y los antibióticos no podían cortar la infección, de modo que Pavlik se sometió a una cirugía en Youngstown para limpiar la herida. Cuando le sacaron los puntos, la infección seguía. Después de más exámenes, se dieron cuenta de que tenía una clase de infección que resistía a los antibióticos de amplio espectro.
"Ya estaba listo para decirle que me cortara la mano", dijo Pavlik.
Mientras tanto, después de largos meses de negociaciones, habían llegado a un acuerdo con Paul Williams. Se iban a enfrentar a mediados de octubre en Atlantic City, Pavlik tenía millones garantizados y los dos iban a tener la cobertura de HBO que todos los boxeadores desean.
Pero la infección no se fue y la pelea se pospuso al cinco de diciembre. Williams y su promotor, Dan Goossen, estuvieron dispuestos a esperar a Pavlik después de ver que los resultados de la clínica eran optimistas. Los doctores creyeron que la infección iba a sanar y que Pavlik iba a poder comenzar a practicar a mediados de octubre, dándole tiempo para prepararse para la pelea.
Más tarde sucedió la reacción alérgica y su internación, justo antes de que Pavlik viajase a New Jersey para dar una conferencia de prensa en la que se iba a hacer el anuncio oficial de la pelea.
"Aprendimos la lección anteriormente cuando entró en una pelea sin sentirse bien", dijo Mike Pavlik, haciendo referencia a la derrota que su hijo sufrió ante Bernard Hopkins, cuando se enfermó un par de días antes de la pelea. "Y prometimos que no íbamos a repetir ese error".
Aún así, Pavlik dijo que se sintió obligado de seguir adelante con la pelea ante Williams. Todos contaban con él y los médicos le dijeron que iba a estar bien.
"Desde que comencé los entrenamientos no estaba todo el tiempo concentrado", dijo Pavlik. "Me sentía duro, no podía pegar. Creo que mi entrenador estaba esperando que la herida cicatrizara, pero eso no ocurría".
La infección había desaparecido, pero las cirugías no permiten que la herida cierre por completo. El miércoles, el entrenador, Jack Loew, canceló el encuentro.
Todo ha sido muy frustrante. Lo que más le molesta a Pavlik es que algunos fanáticos no creyeron que todo esto fuese cierto.
Hay rumores que sugieren que no quiere enfrentar a Williams, o que no quiere seguir peleando. Que pone el dinero como excusa o que está esperando porque quiere tomar el lugar de Jermain Taylor en el Super Six tournament.
"Pero lo cierto es que no puedes hacer nada al respecto", dijo Pavlik. "Yo duermo y como sano. Yo sé la verdad. Pero para mi padre y mi rincón que saben cómo son las cosas, esto no es fácil".
Williams enfrentará a otro oponente el cinco de diciembre, y Pavlik espera poder enfrentarlo a principios del próximo año -- "estaré nervioso el cinco", dijo.
Por el momento, el campeón del peso mediano estará libre para seguir pensando en la mala suerte que ha tenido este verano.
"Quiero pelear. Los demás me cuestionan mi inactividad. Pero hay objetivos que quiero cumplir", dijo. "Se siente como tiempo perdido. Podría estar preparándome para algo grande. Y una gran pelea es lo que tengo en mente".

Un repaso de lo mejor, de Dan Rafael, de ESPN


Peso pesado
Tomasz Adamek TKO5 Andrew Golota
Récords: Adamek (39-1, 27 KOs); Golota (41-8-1, 33 KOs)

Comentario de Rafael: A pesar de que Adamek ha peleado tanto en HBO como en Showtime, el campeón de peso crucero no es más que un boxeador sin importancia para ellos a pesar de su estilo vistoso y sus leales fanáticos. Al no encontrar espacio en las cadenas televisivas y con HBO indeciso ante la posibilidad de hacer una pelea entre Adamek y Bernard Hopkins con el título en juego, Adamek, quien vive en Nueva Jersey, regresó a su Polonia natal para la mayor pelea de la historia de su país. Fue un choque en el peso pesado con Golota, un enigma durante muchos años que sigue siendo muy querido a pesar de una carrera llena de decepciones. No importó que Golota, ya muy desgastado con sus 41 años, tenga la inclinación a abandonar sus peleas al no tener fortaleza mental para afrontarlas, y que ha tenido marca de 0-3-1 en peleas de título mundial (incluyendo patéticas derrotas por nocaut en el primer asalto ante Lennox Lewis y Lamon Brewster), además de haber sido descalificado dos veces ante Riddick Bowe. A ellos ni siquiera les importó que Golota fuese noqueado en el primer asalto de su último combate por el obrero del ring Ray Austin. Esta pelea fue como el Super Bowl o la Copa Mundial en Polonia. Hubo una multitud desbordante de 17.000 personas en la Arena Lodz y una audiencia nacional observando el combate en Polsat, la cadena televisiva más grande del país, que esperaba la sintonía de unos 10 millones de televidentes (la cuarta parte de la población del país).
Adamek abandonó su título mundial para permitir que se haga este lucrativo combate, pero sigue teniendo el cinturón de la revista The Ring como campeón lineal de peso crucero. A pesar de haber pesado 214 libras y ser mucho más pequeño que Golota (quien pesó el máximo de toda su carrera con 256 libras) Adamek dominó completamente el pleito. Derribó a Golota con una andanada de golpes hacia el final del primer asalto. Adamek fue mucho más rápido que Golota, quien no pudo conectar golpes limpios y se pasó mucho tiempo en la defensiva. Adamek continuó atacando durante toda la pelea, sacudiendo a Golota repetidamente con andanadas de golpes y una dura derecha en punta. Lastimó a Golota nuevamente en el cuarto asalto con una derecha y luego siguió atacando. En el quinto, otra derecha envió a Golota a las lonas por segunda vez. Adamek continuó conectando derechas hasta que Golota comenzó a caer sobre un rincón y el réferi estadounidense Bill Clancy detuvo el combate para proteger a un Golota indefenso.
Fue una tremenda actuación para Adamek, que sostuvo antes y después de la pelea que está más que dispuesto a regresar al peso crucero para defender el título o quedarse en el peso pesado, donde está interesado en una pelea con Wladimir o Vitali Klitschko, los dos hermanos que tienen en sus manos tres de los cuatro cinturones de campeonato. Los dos boxeadores necesitan oponentes notables, y seguramente un choque con Adamek sería una gran pelea en Europa o hasta en Nueva York. Ahí donde Adamek, de 32 años, pueda hacer más dinero, es donde seguramente peleará. Kathy Duva, de Main Events, a cargo de promover a Adamek, le dijo a ESPN.com que espera ver a Adamek regresando a la acción a comienzos de febrero en Newark, su lugar de residencia, donde Duva tiene ya reservado el Prudential Center. Adamek ganó su octava pelea seguida desde que perdiera su título de peso semipesado por decisión ante Chad Dawson en febrero de 2007 antes de subir de categoría. Golota perdió su segundo combate seguido, cayó a 3-4 en sus últimos siete pleitos, y realmente necesita abandonar antes de terminar lastimado.

Sábado en San Juan, Puerto Rico
Peso mediano Jr.
Kermit Cintrón TKO5 Juliano Ramos
Récords: Cintrón (32-2-1, 28 KOs); Ramos (15-3, 12 KOs)

Comentario de Rafael: Luego de su sólida victoria por decisión ante Alfredo Perro Angulo el 30 de mayo pasado, Cintrón regresó al ring. A pesar de que no fue una pelea de envergadura para este dos veces ex campeón de peso welter, tuvo mucho significado para Cintrón, de 30 años de edad. Él nació en Puerto Rico pero creció en Reading, PA, y siempre quiso pelear en su tierra natal. Su promotor Lou DiBella hizo que fuese posible que Cintrón pelee en la isla, y lo hizo con una dominante actuación ante el brasileño Ramos, de 29 años, en el evento estelar de una cartelera de pay-per-view televisada por Dish Network. Cintrón peleó en las 150 libras por deseo propio. Él quiso mostrar que puede pelear ante los mejores en la división welter o los mejores de la división mediano junior en las 154 libras. Él irá adonde pueda lograr las mejores y más grandes peleas, a pesar de que el campeón mediano junior Daniel Santos, de Puerto Rico y a punto de hacer una pelea el 14 de noviembre ante Yuri Foreman, ya ha estado haciendo comentarios sobre Cintrón. Santos-Cintrón probablemente sería una gran pelea en Puerto Rico. Pero volvamos a la pelea ante Ramos. Ambos comenzaron lentamente, tal como es el estilo de Cintrón. Pero él se puso más agresivo en el tercero y cuarto asaltos. En el cuarto, Cintrón sacudió a Ramos con una serie de golpes y luego lo derribó hacia el final del asalto con una dura derecha. Ramos sobrevivió pero la pelea se terminó oficialmente a los 10 segundos del quinto round cuando Ramos decidió no salir a pelear. Ramos cayó por segunda vez seguida por nocaut técnico. Si no lograron ver el combate en pay-per-view, eventualmente fue repetido en la serie de DiBella Broadway Boxing en Sports Net New York, por lo cual si viven en esa zona o tienen servicio satelital podrán verla.

Sábado en Veracruz, México
Peso gallo Jr.
Tomás Rojas G12 Evans Mbamba
Retiene un título interino de peso gallo junior
Tarjetas: 119-108, 117-109 (dos veces)
Récords: Rojas (32-11-1, 22 KOs); Mbamba (16-1, 8 KOs)

Comentario de Rafael: Rojas, de 29 años y oriundo de México, se arriesgó mucho al enfrentar al sudafricano Mbamba, de 28 años, teniendo ya asegurado un combate ante el campeón Vic Darchinyan para el próximo 12 de diciembre en Showtime. Cualquier cosa podría haber pasado: un corte, una lesión o alguna otra situación que pusiera en riesgo su pelea ante Darchinyan. Afortunadamente, Rojas no tuvo problemas para dominar al también zurdo Mbamba en su camino hacia una amplia victoria por decisión en un evento estelar de la cadena TV Azteca. Rojas fue claramente el peleador más duro y más físico. Rojas ya había logrado el título interino vacante en julio pasado con un nocaut en el noveno asalto ante Everardo Morales. Pero Darchinyan ee un campeón activo que no está lesionado, por lo cual la única razón del CMB para aceptar ese combate fue la cobranza de la cuota correspondiente. No tenía sentido. Rojas ha estado de muy buena racha últimamente, logrando marca de 6-0-1 desde que fuese noqueado por Jorge en septiembre de 2007.

Viernes en Bolton, Inglaterra
Peso mediano Jr.
Ryan Rhodes TKO7 Jamie Moore
Gana el título europeo de peso mediano junior y una eliminatoria por el título mundial
Récords: Rhodes (43-4, 29 KOs); Moore (32-4, 23 KOs)

Comentario de Rafael: Año tras año, siempre ha habido al menos una pelea sobresaliente de Gran Bretaña. Este año, la sorpresiva victoria de Rhodes ante Moore en una clásica pelea a todo o nada aparenta ser esa pelea. Con acción imparable durante todo el pleito, es claramente una de las candidatas a pelea del año. Doce años después de haber hecho un intento infructuoso por el título mundial de peso mediano y ya muy alejado de sus mejores días, el inglés Rhodes, de 32 años y ex estrella en ascenso del boxeo británico, sobrevivió una batalla a muerte con su compatriota y también zurdo Moore, de 30 años. Después de seis asaltos a toma y dame (especialmente el tercero y sexto rounds, peleados en corto) Rhodes resultó ser el que más gasolina tenía en el tanque. Mientras que Moore parecía estar decayendo, Rhodes seguía lanzando puños. Derribó a Moore con una dura derecha a comienzos del séptimo round, pero sobrevivió. Ambos continuaron intercambiando golpes en corto, pero Rhodes tenía más potencia en sus manos. Finalmente logró sacudir a Moore con una dura derecha por encima de la defensa, que lo envió cayendo hacia las sogas. Rhodes, quien después diría que ésta fue la pelea más dura de su carrera profesional de 14 años, lo persiguió y lanzó aproximadamente 11 golpes sobre un indefenso Moore antes de que el réferi Howard John Foster interviniese. Una gran pelea, y una gran victoria para Rhodes. La victoria no solamente le adjudicó el título europeo, que Moore defendía por segunda vez, sino que también lo puso un paso más cerca de un pleito de campeonato ante Sergio Martínez. Moore ha tenido una tremenda racha ganadora de 12 peleas hasta que perdiera dos veces consecutivas en el 2004.

Viernes en Laredo, Texas
Peso welter
Freddy Hernández G10 Damián Frias
Tarjetas: 98-92 (tres veces)
Récords: Hernández (26-1, 18 KOs); Frias (16-2, 7 KOs)

Comentario de Rafael: En el evento estelar de "ShoBox", el mexicano residente en California Hernández, de 30 años, tuvo una pelea fácil ante Frías. Hernández, que puede ser considerado un retador de segunda línea, dominó casi todo el combate a excepción del 10mo asalto. Ahí fue cuando Frías, cubano radicado en Miami de 33 años de edad, finalmente se soltó. Lastimó brevemente a Hernández hacia el final del asalto, pero fue demasiado poco demasiado tarde, y su racha ganadora de 12 combates llegó así a su fin. Si Frías, que no había peleado en los últimos nueve meses, hubiese sido más agresivo y hubiese soltado sus manos más tempranamente, la historia hubiese sido otra. De todos modos ésta no fue una pelea memorable. Hernández no ha perdido desde que cayera por decisión dividida ante Golden Johnson en el 2005, a pesar de que tuvo otra pelea que fue declarada nula tras un cabezazo accidental en el 2003.

Peso pluma Jr.
Victor Fonseca TKO9 Al Seeger
Récords: Fonseca (17-0, 9 KOs); Seeger (28-5, 22 KOs)

Comentario de Rafael: Fonseca, de 28 años y oriundo de Puerto Rico, mantuvo su récord perfecto intacto, pero no fue nada fácil. Fonseca estaba abajo 79-72 (demasiado amplia) y 77-75 en dos de las tarjetas, y empatado (76-76) en la tercera cuando lastimó a un ya ensangrentado Seeger y lo derribó a mediados del noveno asalto para terminar el pleito. Seeger, de 29 años y oriundo de Savanna, Georgia, fue llevado al hospital luego del combate, por precaución. Seeger fue muy agresivo durante casi todo el combate, su primer pelea desde la trágica noche del 30 de abril en la que le ganó a Benjamín Flores en Dallas. En esa pelea, Seeger noqueó a Flores en el octavo asalto, y cinco días más tarde Flores falleció debido a las lesiones sufridas en ese pleito. Ante Fonseca, Seeger usó su jab muy bien, pero también recibió muchos golpes de Fonseca, un zurdo que tiene mucha potencia en su jab diestro. Los golpes que Fonseca conectó hincharon y ensangrentaron el rostro de Seeger. En el noveno, Fonseca castigó a Seeger con una izquierda, lastimándolo. Mientras Seeger caía hacia atrás, Fonseca lo persiguió y le conectó otra dura izquierda para asegurar su caída. El réferi Rubén Carrión ni se molestó en contar, deteniendo el combate al minuto 41 segundos. La derrota fue la cuarta para Seeger en cinco peleas, una debacle que comenzó cuando Daniel Ponce De León lo noqueóen el octavo asalto de su pelea por el título pluma junior en octubre del 2006. Durante esa recaída, Seeger también fue aplastado en un asalto por el explosivo Yuriorkis Gamboa, quien terminaría alzándose con un título de peso pluma.

Peso pluma
Gary Russell Jr. G4 Noé López
Tarjetas: 39-37 (tres veces)
Récords: Russell Jr. (5-0, 2 KOs); López (4-4)

Comentario de Rafael: Russell, de Capitol Heights, Maryland, fue representante olímpico para los EEUU en el 2008 pero no compitió por haberse desmayado durante su intento por lograr el peso el día de su primer combate. Fue una gran amargura para Russell, quien lanzó luego su carrera profesional en enero. Showtime ofreció muestras de su dura pelea con López, que sacudió a Russell en el tercer asalto de un combate muy disputado. Steve Farhood, de Showtime, estaba en el ringside y afirma que la pelea debió haber sido empate. Dijo que el primer asalto fue demasiado cerrado, el tercero fue claramente para López, de 20 años, y que Russell, de 21, ganó claramente el cuarto porque López lo dejó pasar al no presentar pelea.

Viernes en Las Vegas
Peso pesado
Oliver McCall G10 Lance Whitaker
Tarjetas: 95-94 (tres veces)
Récords: McCall (54-9, 37 KOs); Whitaker (34-6-1, 28 KOs)

Comentario de Rafael: En algún punto, esta pelea hubiese sido un combate significativo en el peso pesado entre el ex campeón McCall y el ex retador Whitaker. Pero eso fue hace más de una década. Ahora son solamente dos tipos que se aferran a los últimos jirones del reconocimiento que solían tener. McCall, de 44 años, anotó una caída en el primer asalto, que fue lo que hizo la diferencia en la pelea. McCall ganó su tercer combate seguido desde que cayera por amplia decisión en Alemania ante Juan Carlos Gómez en una eliminatoria por el título en octubre de 2007. Whitaker, de 37 años, cayó a 3-3 en sus últimos seis combates desde el 2005.

Jueves en Lemoore, California
Peso supermediano
Edison Miranda KO1 Francisco Sierra
Récords: Miranda (33-4, 29 KOs); Sierra (20-3, 19 KOs)

Comentario de Rafael: Hay muy pocos peleadores que sean tan divertidos de ver (o de escuchar insultar a sus rivales) como Miranda, un duro pegador colombiano. A pesar de que perdió ante sus mejores oponentes como Kelly Pavlik, Arthur Abraham (dos veces, incluyendo una muy controvertida decisión) y una amplia decisión ante Andre Ward en mayo pasado, se recuperó de la derrota ante Ward para anotar este fácil nocaut. Miranda, de 28 años, trabajando con el entrenador Joe Goossen por primera vez, no tuvo problemas con Sierra. Miranda trabajó con su jab hasta que encontró un punto en el cual conectar su dura derecha. Y cuando lo encontró, conectó seguido. Sacudió a Sierra con un par de derechas y ganchos de izquierda y finalmente lo derribó con un golpe corto en la sien que envió a Sierra a las lonas cuando faltaban 44 segundos del primer asalto. Sierra, mexicano de 21 años, vio así su racha de nueve victorias seguidas llegar a un abrupto final. El promotor Dan Goossen, que ahora promueve a Miranda conjuntamente con Seminole Warriors Boxing, ha sugerido que Miranda debería enfrentar a Allan Green, a quien Miranda derrotó ampliamente en 2007, en una revancha para determinar quién debería tomar el lugar de Jermain Taylor si es que, tal como se espera, abandona el Clásico Mundial de Boxeo Súper Seis de Showtime luego de sufrir un brutal nocaut en su combate ante Arthur Abraham en el primer combate del torneo el pasado 17 de octubre. Goosen tiene muy pocas esperanzas de lograr que Miranda tome el lugar en el torneo, pero aún así apuesta a su peleador. Aún sin estar en el torneo, el estilo y la potencia de Miranda deberían valerle alguna otra oportunidad de calidad luego de esta resonante victoria.

Peso ligero
Martín Honorio TKO5 Ricardo Medina
Récords: Honorio (26-4-1, 14 KOs); Medina (31-35-5, 17 KOs)

Comentario de Rafael: Honorio, de 29 años y oriundo de México, ha tenido solamente tres peleas en tres años, pero éste fue su segundo triunfo por nocaut en el quinto asalto luego de haber perdido por nocaut en el primer asalto al desafiar al por entonces campeón de peso pluma Robert Guerrero en noviembre de 2007. La victoria abrió el camino para que Honorio, ahora en el peso ligero, enfrente el 28 de noviembre en "ShoBox" al ascendente prospecto John Molina (18-0, 14 KOs). Esa debería de ser una pelea mucho más dura para Honorio que la que presentó Medina. Honorio recibió dos puntos de descuento por golpes bajos a comienzos de la pelea, pero terminó con una derecha por encima de la defensa que conectó con la quijada de Medina. Medina, de 38 años y nativo de México, perdió su tercer combate seguido.

Miércoles en Rye Brook, N.Y.
Peso semipesado
Byron Mitchell TKO2 David Telesco
Récords: Mitchell (28-5-1, 21 KOs); Telesco (30-7-1, 25 KO)

Comentario de Rafael: Unos 10 atrás esta pelea hubiese sido bastante interesante. Pero en este momento simplemente se trató de dos tipos tratando de aferrarse a lo poco que les queda de carrera. Mitchell aparentemente será el que mantenga su carrera con vida luego de esta convincente victoria por nocaut. Él derribó a Telesco al final del primera asalto con una derecha muy dura sobre la quijada. En el segundo asalto, Telesco sorprendió a Mitchell con un gancho de izquierda, pero Mitchell lo castigó con una derecha muy fuerte justo cuando Telesco soltaba un gancho de izquierda. El golpe de Mitchell conectó primero, enviando a Telesco de bruces a las lonas. El réferi detuvo el combate mientras Telesco intentaba ponerse de pie. Mitchell, de 35 años, tuvo dos veces en sus manos un pedazo del título de peso súper mediano, y enfrentó a varios oponentes de calidad, noqueando a Frankie Liles en 1999 para ganar su primer título. También enfrentó a Joe Calzaghe (llegó a derribarlo) y a Sven Ottke en sendas derrotas antes de descansar durante cuatro años, regresando luego en el 2007. En el 2000, Telesco, de 41 años, enfrentó a un Roy Jones en su mejor momento en una pelea por el título de peso semipesado, y perdió por amplia decisión. En julio pasado, Telesco regresó tras un retiro de cuatro años para alzarse con una victoria fácil por nocaut. Éste fue su segundo combate en este mal aconsejado período de regreso al boxeo.

sábado, 24 de octubre de 2009

GOLPES CORTOS, DE DAN RAFAEL




Ortiz
• El peso welter Jr., Víctor Ortiz (24-2-1, 19 KOs), el prospecto del año 2008 de ESPN.com, regresará el 12 de diciembre después de su derrota por KO técnico en la sexta ronda ante Marcos Maidana en junio y la subsiguiente cirugía de muñeca a la que se sometió. Lo hará en la tarjeta de HBO encabezada por la pelea que está a punto de cerrarse entre Juan Díaz-Paulie Malignaggi quienes harán su revancha en Chicago. Ortiz, de 22 años, quien fue muy criticado por renunciar después de un derribamiento en la sexta ronda de un combate que fue candidato a ser la pelea del año, enfrentará al ex retador del título del peso welter, Antonio Díaz, en un peso máximo de 144 libras, dijo Robert Díaz de Golden Boy a ESPN.com. Todos han acordado hacer la pelea y HBO ha aprobado el enfrentamiento, a pesar de que aún no se han firmado los contratos. Díaz (46-5-1, 29 KOs), quien tiene una marca 4-0 desde que regresó después de un retiro de tres años en 2008, peleó dos veces por el título mundial en el peso welter. Fue detenido una vez por Shane Mosley en el 2000 y por Antonio Margarito en el 2002.


Pacquiao
• ¡Que comience el show! "24/7" de HBO regresará para hacer su séptima temporada con el debut de "24/7 Pacquiao/Cotto" el sábado por la noche (10:15 p.m. ET/PT). La serie de cuatro capítulos relatará la crónica de la organización del encuentro y el desarrollo de los campos de entrenamiento del rey del peso-por-peso, Manny Pacquiao, y del titular del peso welter, Miguel Cotto, preparándose para su esperado encuentro el 14 de noviembre (HBO PPV) en el MGM Grand de Las Vegas. HBO, que ha ganado siete Sports Emmys por la serie, ha puesto cámaras en las Filipinas para seguir de cerca a Pacquiao, y también en Tampa, en donde Cotto se está preparando para el combate. El episodio dos saldrá al aire el 31 de octubre (11 p.m. ET/PT); El episodio 3, el siete de noviembre (9 p.m. ET/PT); Y el último capítulo, el 13 de noviembre (9:30 p.m. ET/PT). Todos los episodios serán emitidos más de una vez y estarán disponibles en HBO On Demand.

Angulo
• Para la mayoría de los promotores y los púgiles, sus relaciones son exclusivamente profesionales. Pero ese no es el caso de Gary Shaw y el probador del peso mediano Jr., Alfredo Perro Angulo (16-1, 13 KOs). Angulo enfrentará a Harry Joe Yorgey (22-0-1, 10 KOs) el siete de noviembre (HBO) en la tarjeta no principal de Chad Dawson-Glen Johnson II en Hartford, Conn. En la última etapa de su campo de entrenamiento, Angulo se fue a la casa de Shaw en Wayne, N.J. Está viviendo con Shaw y su familia. "He venido para pasar un tiempo con Papa Gary", dijo Angulo. "Quiero que mi cuerpo se acostumbre al clima ya que es mucho más fresco de lo que estoy acostumbrado, en especial en noviembre. He disfrutado mucho la semana que pasé aquí y pasaré una semana más antes de ir a Connecticut la próxima semana& no conozco otro promotor que haga lo mismo con su boxeador. Gary sabe que esta pelea es todo para mí". Shaw dijo, "¿Por qué no voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para ayudar a mi púgil? No había nada que pensar. Además, nos hemos divertido mucho. Mi familia ha disfrutado tener al equipo aquí y nos ha acercado más con Angulo".

Hopkins
• Los fanáticos que asistan al regreso de del ex campeón del peso pesado ligero, Bernard Hopkins, también apoyarán causas importantes. Hopkins (49-5-1, 32 KOs), quien peleará por primera vez en 14 meses cuando enfrente a Enrique Ornelas (29-5, 19 KOs) el dos de diciembre (Versus) en su ciudad natal, Philadelphia, quería devolverle algo a su comunidad. De modo que se ha comprometido a donar $3 dólares de cada entrada que venda. Tres instituciones de caridad recibirán $1 de cada venta: Make-A-Wish Foundation de Philadelphia & Susquehanna Valley (en memoria de Shaun Negler, un gran fanático de Hopkins, cuyo último deseo fue asistir a la pelea de Hopkins ante Joe Calzaghe antes de fallecer por cáncer cerebral a fines del 2008, con apenas 18 años); The Hero Thrill Show (un evento que se lleva a cabo todos los años con el fin de recaudar fondos para la educación de los familiares de policías caídos en acción y bomberos fallecidos en cumplimiento del deber) y National Breast Cancer Foundation (en memoria de la fallecida madre de Hopkins, Shirley, quien padeció la enfermedad). "Estoy muy contento de tener esta oportunidad de poder hacer otra pelea en Philadelphia", dijo Hopkins. "Mi carrera cambió mucho desde que peleé aquí hace seis años y quería darles a mis fanáticos la chance de verme pelear otra vez en casa. Además, una proporción de las ganancias irán a caridad y eso es muy importante para mí".

Erdei
• El titular del peso pesado ligero húngaro que vive en Alemania, Zsolt Erdei (30-0, 17 KOs), cuenta en su haber con 12 defensas ante oponentes de menor monta. Pero ahora subirá de división para enfrentar al italiano, Giacobbe Fragomeni (26-1-1, 10 KOs) el 21 de noviembre en Kiel, Alemania. Fragomeni, quien hará su segunda defensa, sólo ha perdido ante el ex campeón, David Haye, en una pelea por el título europeo. También estarán en la tarjeta, el titular interino del peso ligero Jr. mexicano, Humberto Mauro Gutiérrez (26-1-1, 19 KOs), quien hará su defensa ante el alemán, Vitali Tajbert, un medallista de bronce de los Juegos Olímpicos 2004.

Rodríguez
• El peso welter, Devlin Rodríguez, se dirige a Polonia para hacer una eliminatoria por el título ante Rafal Jackiewicz el 28 de noviembre, dijo el promotor, Joe DeGuardia, a ESPN.com. Rodríguez (24-3-2, 14 KOs), una fija de "Friday Night Fights" en los últimos años, viene de una derrota por decisión dividida ante Isaac Hlatshwayo por el título vacante en agosto, en una revancha de su empate por la eliminatoria. El ganador de Rodríguez-Jackiewicz se convertirá en el retador obligado de Hlatshwayo. "Delvin se ha preparado mucho para esta pelea, como siempre lo hace. Irá a Polonia a ganar", dijo el manager Stan Hoffman. "Irá a cualquier lado. Está ansioso de volver a estar en la cartelera por el cinturón".

Judah
• El ex campeón del peso welter, Zab Judah, tiene un nuevo oponente y el ex campeón del peso ligero también tiene un contrincante para sus respectivas peleas en una tarjeta PPV que se llevará a cabo el seis de noviembre en The Palms de Las Vegas. Judah (37-6, 25 KOs), quien en un principio iba a enfrentar a Ramón Montano, ahora peleará con Adailton DeJesus (22-4, 17 KOs), un peso pluma que ha sido detenido en la primera ronda de la última pelea que hizo en agosto. Casamayor (36-4-1, 22 KOs), quien no pelea desde que lo despojaron de su título tras un nocaut en la ronda 11 en manos de Juan Manuel Márquez en septiembre del 2008, regresará para hacer una pelea en el peso welter Jr. ante Jason Davis (11-4-1, 3 KOs), quien ha perdido tres encuentros consecutivos, entre ellos los últimos dos por nocaut.

Cita de la semana
Haye
"Es un boxeador desagradable. Intenta recostarse en ti, pelearte y te roza con un pecho peludo enmarañado y apelmazado, es muy desagradable. Nunca me ha gustado el pelo enmarañado en mi cara. Debido al tamaño que tengo, mi cabeza está a la altura de su pecho, y lo que se comenta es que no huele muy bien. He hablado con algunos muchachos que se han subido al cuadrilátero con él y dicen que eso es lo primero que notan, que apesta. Espero que llegue a darse una ducha fría o que alguien lo refresque con una manguera antes de entrar". --Dijo el ex campeón del peso crucero, David Haye, sobre el titular del peso pesado ruso de siete pies de altura, Nikolai Valuev, a quien desafiará en Alemania el 7 de noviembre (Integrated Sports PPV).
Cita de la semana

Hornelas
"Realmente no me interesa lo que diga o haga. No me lo puedo tomar en serio. Cuando me enteré de lo que hizo con la camiseta en la que estaba la imagen de los Klitschkos y les cortó las cabezas, pensé 'Dios mío, otro idiota en este mundo'. Puede decir lo que quiera. No se quedara con mi título". --Dijo Valuev sobe los dichos de Haye.

"MARAVILLA" MARTÍNEZ, POSIBLE RIVAL DE PAUL WILLIAMS


DAN RAFAEL

Adamek prueba suerte en peso pesado
El campeón de peso crucero Tomasz Adamek no logró atraer a Bernard Hopkins al ring, de modo que está por pegar el salto que tantos pesos cruceros han pegado en el pasado.
Probará suerte en la división de peso pesado cuando se enfrente al polaco Andrew Golota este sábado en un estadio de 14,000 localidades en Lodz, Polonia, a unas 85 millas de Varsovia.
Aunque Golota, de 41 años, ya ha desgastado su bienvenida en la mayoría de los lugares, en su país el combate es un gran evento, y se habla del mismo como "La pelea polaca del siglo". Y eso a pesar de que Golota siempre ha decepcionado en sus grandes peleas, con una marca de 0-3-1 en combates titulares de peso pesado, más una renuncia ante Mike Tyson y dos descalificaciones ante Riddick Bowe.
"Golota y Adamek están peleando por algo más grande que un título mundial o dinero", dijo Don King, quien promociona a Golota y también solía promocionar a Adamek. "En Polonia, esta pelea se compara con nuestro Super Bowl o la Copa del Mundo en términos de atención".
Aunque Adamek haya subido de categoría para la pelea, eso no quiere decir que esté dejando la división de peso crucero de forma definitiva. Tuvo que dejar vacante su título esta semana cuando, según la promotora Kathy Duva de Main Events, la FIB se negó a otorgarle una excepción para pelear contra Golota. No obstante, Adamek sigue teniendo el título de Ring Magazine, que representa su estatus como campeón lineal, y no descarta regresar a la división de 200 libras después de su combate con Golota, gane o pierda.
"Nadie puede quitarme el cinturón de Ring a menos que me venzan en el cuadrilátero, y eso no va a suceder", dijo Adamek. "Estoy abierto a (pelear contra los mejores) pesos cruceros del mundo si eso es lo que los (canales) de televisión y los aficionados quieren que haga. ¿Puedes ser el mejor peso crucero del mundo e intentar ser el mejor peso pesado? ¿Por qué no?"
Dijo Duva: "Tiene algo muy valioso y no va a regalarlo. No tiene que tomar ninguna decisión en este momento. Tomasz se siente muy bien en los dos pesos. Es una situación en la que no puede salir perdiendo. Queremos mantenernos abiertos a todas las opciones".
La única derrota de Adamek llegó por decisión al perder su título de peso semipesado frente a Chad Dawson en el 2007. Desde entonces, Adamek ha competido en peso crucero, ganando siete peleas consecutivas. Además, capturó el título mundial con una conmovedora victoria por nocaut sobre Steve Cunningham en una pelea que se perfiló como candidata a la pelea del año 2008, y ha defendido su título dos veces.
Cunningham es el adversario obligatorio de Adamek, y Duva y Adamek han mostrado interés en la revancha. No obstante, las peleas con Hopkins o Golota eran mucho más lucrativas. Cuando no lograron llegar a un acuerdo con Hopkins, optaron por Golota. Cunningham, mientras tanto, tiene la orden de enfrentarse a Matt Godfrey por el título vacante.
Adamek dijo que no le preocupaba subir de peso para enfrentarse a Golota.
"En este momento estoy pesando 215", dijo Adamek, de 32 años, quien ahora vive en New Jersey. "Es un peso muy cómodo para mí, muy natural. Me siento muy bien, en excelente estado. Puedo pelear en peso crucero o en peso pesado. Mi peso natural es 215, así que si podemos hacer más combates de peso pesado sería bueno. No estamos recibiendo buenas propuestas en peso crucero.
"Tal vez el año que viene al mismo tiempo pueda pelear con los Klitschko. Es mi sueño consagrarme campeón en esta categoría. En la división de peso pesado quien sea más inteligente y más rápido puede ganar. No le tengo miedo a nadie. Siempre he creído que el mundo les pertenece a quienes no tienen miedo de asumir el riesgo. Yo estoy dispuesto a arriesgarme, estoy preparado tanto mental como físicamente para ser un gran peso pesado".
Golota, que pesó el friday 256 libras -- lo máximo que ha pesado en su carrera -- contra 214.2 de Adamek, dijo que a Adamek le espera un despertar violento.
"Si alguien me invita a bailar, nunca digo que no, y la idea fue de Adamek, no mía", comentó Golota. "Así que dije, '¿Por qué no?' Nunca ha peleado con alguien de peso pesado, y no tiene idea de lo fuerte que podemos pegar".
Sam Colonna, el entrenador de Golota, ha trabajado como asistente en el rincón de Adamek, y sabe lo fuerte que es.
"(Golota) tiene que estar ocupado porque Adamek es uno de los peleadores más duros que he visto en mi vida", dijo Colonna. "Nunca olvidaré el olor a sangre cuando Adamek peleó contra Paul Briggs por primera vez (para ganar un título vacante de peso semipesado en el 2005). Peleó los 12 rounds con la nariz fracturada, lesión que había sufrido dos semanas antes de la pelea. Necesitamos cuatro toallas sólo para sacarle la sangre de la cara entre round y round. Pero Andrew también puede ser así. Peleó contra Mike Mollo con un solo ojo, tenía el otro completamente cerrado y les suplicaba a los médicos que no detuvieran la pelea".
Adamek (38-1, 26 nocauts) y Golota (41-7-1, 33 nocauts), quien ha estado inactivo desde que se retiró de su pelea ante Ray Austin en el primer round por una lesión en el bíceps izquierdo en noviembre 2008, son amigos y ya han peleado en la misma tarjeta. Pero los negocios son los negocios.
"Golota es mi amigo, pero ya sabes que Andrew es un poco más viejo. Yo soy más joven", dijo Adamek. "Andrew tal vez tenga una o dos peleas más y eso es todo. Tal vez ahora sea mi turno, pero después de mi vendrá alguien más joven. Así son las cosas".
¿Martínez para Williams?
Aunque la pelea de campeonato de peso mediano del 5 de diciembre entre Kelly Pavlik y Paul Williams ha quedado en la nada, suspendida el miércoles por los persistentes problemas de Pavlik en la mano izquierda, Williams peleará de todos modos en la fecha y encabezará una tarjeta de "World Championship Boxing" de HBO, según informó Ross Greenburg, presidente de HBO Sports.
No obstante, el promotor Dan Goossen debe encontrar un nuevo adversario para Williams, además de una nueva sede, ya que el Boardwalk Hall de Atlantic City, N.J., no está interesado; Pavlik era la gran atracción allí. El adversario más probable es el titular de peso mediano junior Sergio Martínez, a quien estaban alineando para pelear en una tarjeta secundaria no televisada de HBO el 5 o el 12 de diciembre como póliza de seguros en caso de que Pavlik se viera forzado a retirarse por su lesión en la mano, lo que efectivamente sucedió.
"Estamos listos, dispuestos y preparados para pelear contra Williams, y nadie en el mundo podría darle una pelea más difícil en 154 libras que Sergio", dijo Lou DiBella, promotor de Martínez. "Ellos son los dos mejores zurdos de la división, los dos mejores hombres de la división. No creo que sea una pelea fácil para Williams o para Sergio. He tenido conversaciones preliminares con Goossen. Sabía que la gente de Williams y de HBO quería que estuviéramos en una de las peleas secundarias de diciembre en caso de que esto sucediera con Pavlik. Sergio se estaba preparando para pelear contra un zurdo sólo por si acaso. Siempre nos habían tenido en cuenta como póliza de seguros. Ahora necesitan a alguien y estamos dispuestos a llegar a un acuerdo, pero si creen que Martínez vendrá por migajas, están muy equivocados. Si le hacen una oferta lógica, aceptaremos la pelea en dos segundos".
Goossen también está hablando con Universum, que promociona al titular Sergei Dzindziruk. Williams tiene la versión interina del título y es el adversario obligatorio.
"Goossen dijo, 'Siempre puedo enfrentar a Williams con Dzindziruk'", comentó DiBella. "Creo que fue la manera de Goossen de empezar mal las negociaciones para una pelea con Martínez".

PAVLIK VS. WILLIAMS: UNA BURLA


por Dan Rafael

La pelea del campeonato de peso mediano entre Kelly Pavlik y Paul Williams fue una burla total.
Desafortunadamente, se volvió a deshacer y probablemente no vuelva a ser anudada. Primero vinieron las extensas negociaciones entre Top Rank y Dan Goossen durante el verano cuando parecía que nunca se concretaría. Finalmente llegaron a un acuerdo para que la pelea se llevara a cabo el 3 de octubre, sólo para luego se pospusiera por una infección en la mano izquierda de Pavlik y dos operaciones, en un anuncio realizado en la víspera de la conferencia de prensa para anunciar el combate.
Tras varias semanas, se decidió realizar la pelea el 5 de diciembre y finalmente tuvieron una conferencia de prensa en septiembre en el Giants Stadium, donde la mano de Pavlik aún no se veía bien, pero en donde todos aseguraron que estaría dado de alta y listo entrenar a comienzos de octubre. Eso no sucedió.
La infección se había ido, pero la mano aún no había sanado apropiadamente de las cirugías y tuvieron que volver a cancelar la pelea el miércoles. Pavlik no podía cerrar su puño. Eso podría no ser un problema para una persona normal, pero cuando el campeón de los medianos no puede cerrar un puño, es un problema.
Pavlik y su equipo cometieron un serio error cuando permitieron que un Pavlik en malas condiciones atravesara una pelea contra Bernard Hopkins en otoño pasado sólo para ver a Pavlik ser castigado en una pelea que no era por el título. El entrenador Jack Loew no iba a dejar que suceda nuevamente con un boxeador sin estar al 100 por ciento, e hizo la llamada para quitarse nuevamente. Estoy seguro que fue una decisión dura, pero creo que fue la decisión correcta para el bien de la carrera de Pavlik -- aunque sea una pena. Esta se postulaba como una de las mejores peleas del año.
HBO ha pautado su cronograma de otoño en torno a la pelea y estaba en proceso de establecer uno de sus eximios shows de previa de media hora. Ahora la cadena tiene un agujero en su cronograma, que llenará el 5 de diciembre con otra pelea de Williams, quizás contra Sergio Martínez, pero no tiene el mismo peso que una pelea contra Pavlik. Williams y su equipo fueron inmensamente incomodados. El casino anfitrión Caesars Atlantic City estaba buscando una gran pelea que vendiera todas las entradas en Boardwalk Hall. Esa es una ganancia que no puede ser remplazada. Top Rank probablemente quedó con 100,000 menos en expensas que ya había gastado en la promoción. Pero si Pavlik no puede doblar el puño y no puede entrenar, su equipo y el hicieron lo correcto.
Me siento realmente mal por muchachos como Joshua Clottey y Carlos Quintana, que se suponía debían abrir la televisación del 5 de diciembre. Ahora están fuera porque esa era una pelea de Top Rank y no estará involucrada en una tarjeta reformulada. Sería bueno ver a HBO apegarse a la pelea, pero eso no va a suceder. En vez, no se impresionen del regreso del pesado Cristóbal Arreola. Y no se sorprendan si David Tua se le enfrenta. Clottey pasó de pensar que se enfrentaría a Shane Mosley en diciembre a ser relegado a una tarjeta no principal contra Quintana, a quedarse con nada. Quintana debía pelear el sábado en Puerto Rico. Ahora Quintana se quedó sin nada.
Si hay algo positivo para rescatar de la cancelación de la pelea Pavlik-Williams, es que HBO debiera tener unos dólares restantes en el presupuesto este año porque el show que fue reprogramado no debiera costar los 3.75 millones que iba a gastar en Pavlik-Williams. Con parte del dinero restante, HBO debería asegurarse los derechos de la pelea del título de pesados entre Vitali Klitschko y Kevin Johnson del 12 de diciembre de Alemania, que ha estado considerando pero sin saber del todo de donde vendría el dinero. La cadena puede obtener la pelea por poco dinero, tomando en cuenta que la pelea del 26 de septiembre entre Klitschko y Arreola marcó le rating más alto del año para una pelea televisada en los Estados Unidos. Hablando de Klitschko, es increíble que vaya a defender el título tres veces este año, cada vez contra un oponente distinto. No está mal para un muchacho que pasó casi cuatro años en retiramiento a causa de lesiones.
Si Arthur Abraham pudo lograr que la banda Scorpions tocara en vivo para su entrada al ring en la pelea ante Jermain Taylor en la apertura de campeonato Super Six Classic la semana pasada, ¿creen qué es demasiado pedir que Miguel Cotto o Manny Pacquiao hagan que KISS toque War Machine mientras uno de ellos entra al ring?
No es que yo vote por alguien en particular en el torneo de Super Six, pero no sería una mala idea ver a Carl Froch avanzar en el torneo si al menos eso nos permite ver a su novia, Rachael Cordingley, en una base diaria los próximos 18 meses. Y además, a aquellos molestos de que Andre Dirrell no obtuviera la decisión en la derrota ante Froch la semana pasada, me les río en la cara. Esa pelea ni siquiera entra entre las primeras 100 peleas de resultado controversial que haya visto. Hay una diferencia entre un robo a mano armado y una pelea ajustada donde las tres tarjetas son similares en una pelea ajustada que podría haber salido para cualquier lado. Yo la marqué a 114-113 a favor de Froch, siendo la diferencia la deducción de punto de Dirrell.
Antonio Tarver ha tenido cuatro telecasts de Showtime, incluyendo la de la semana pasada de Super Six. Si, creo que lo escuché menospreciar a Froch, pero aún con eso en cuenta, no deja de ser un mejor analista que Lennox Lewis de HBO.
El promotor danés, Mogens Palle, despedido por Mikkel Kessler, demandó a Showtime en la corte estadounidense esta semana, estableciendo que la cadena conspiró con la promotora alemana Sauerland Event para interferir con su contrato promocional en un esfuerzo por ayudar a Sauerland aterrizar a Kessler y meterlo en Super Six. De alguna manera, tengo el presentimiento de que el show seguirá el 21 de noviembre, cuando Kessler defienda su título contra Andre Ward en la pelea apertura del torneo.
Un memo para la gente involucrada: ¿Qué diablos está tardando tanto para finalizar la pelea de HBO entre Shane Mosley y Andre Berto? Showtime tuvo menos problemas para concretar el Super Six.
Se que Top Rank y HBO están trabajando en una doble presentación para el 23 de enero que presentará al titular pluma Jr. Juan Manuel Márquez y al titular pluma Yuriorkis Gamboa, que están camino a un enfrentamiento de verano si siguen ganando. Aunque me gustaría ver a López permanecer en la categoría de pluma junior y enfrentarse a Celestino Caballero en una pelea unificación, no tengo problemas con que vaya a la categoría de pluma para desafiar al titular Steven Luevano, especialmente desde que López aparentemente está teniendo problemas para llegar al peso. Me encanta la idea de que Gamboa se enfrente a Rogers Mtagwa en la co-presentación tras haberle dado a López tanto problema en una pelea sensacional hace un par de semanas.

Aún estoy sorprendido por la derrota por nocaut en 73 segundos de Jorge Linares ante Juan Carlos Salgado. Dicho eso, algo que me quedó en mente: Cuando el manager/Management Cameron Dunkin, uno de los mejores evaluadores de talento en el deporte, firmó con Salgado hace un par de años me dijo que se trataba del 'mejor prospecto con que he firmado'. Viniendo de una persona que maneja o ha manejado a montones de boxeadores de nivel, incluyendo a Pavlik, Nonito Donaire, Johnny Tapia, Danny Romero, Stevie Johnston y Diego Corrales, es bastante importante.
Me gusta lo que vi de Odlanier Solís, el pesado cubano que ganó una medalla de oro en los juegos olímpicos del 2004, en su victoria por nocaut contra Monte Barrett hace un par de semanas. Se que fue sólo Barrett a quien Solis aplastó en dos rounds, pero lo importante es la manera que lo hizo. Yo vi todas las peleas profesionales de Solis y peleó como un típico amateur cubano en la mayoría, lo que significa no siendo agresivo y esperando castigar a un oponente que cometiera un error. Lo que me gustó de su performance contra Barrett es que lo persiguió. Claro, necesita mejor condicionamiento, pero Solis tiene talento y poder. Bob Arum, de Top Rank, quien recientemente firmó con Solis en un trato co-promocional con Arena Box, también fue conmovido por la performance de Solis, exclamando al costado del ring: "Estoy de regreso en el negocio de los pesados". Como alguien que promovió a Muhammad Ali y a George Foreman, Arum sabe lo que una emocionante pelea de pesados puede implicar para el boxeo. Cuando hablé con Arum recientemente, Solis fue mencionado y dije que me gustaría verlo en una pelea contra Arreola. Arum se enstusiasmó. "Esa es la pelea que me encantaría armar", dijo. "La haría mañana. La podemos armar para el campeonato de pesados hispano. Es una noche divertida". No podría estar más de acuerdo.
Mis condolencias al promotor Lou DiBella por la muerte de su mascota de oficina, Bob la Lagartija. Vivió feliz en su hábitat los últimos nueve años y si, fue nombrado por Arum. Aunque el amistoso reptil (Bob) no será olvidado, una nueva mascota de oficina lo suplantó, Todd la Lagartija. Y si, fue nombrado después de Todd duBoef de Top Rank, el eventual sucesor de Arum. Y si, el boxeo es una comunidad bastante extraña.
DVD de la semana: ¿Qué les parece un poco de acción de pesados? Volvamos 18 años atrás al 18 de octubre de 1991 en Atlantic City, NJ, donde Tommy Morrison se enfrentó a Ray Mercer por un título menor. Fue un paso importante para Morrison, que se había enfrentado a oponentes de bajo calibre. Aunque Morrison tuvo una leve ventaja en las tres tarjetas entrando al quinto round, Mercer la eliminó a 28 segundos de comenzado el round con uno de los nocauts más impactantes que jamás hayan visto.

jueves, 22 de octubre de 2009

Se repite la historia


Dan Rafael


La infección en uno de los dedos de la mano izquierda del campeón medio, Kelly Pavlik todavía no se ha curado, por lo cual su defensa de título de este próximo 5 de diciembre ante Paul Williams fue cancelada nuevamente este miércoles.
"Es el mismo dedo el que le está dando problemas. Me dijeron que no puede cerrar el puño", dijo el promotor de Top Rank, Bob Arum. "Está mejorando bastante pero está un poco lento. Vamos a ver cómo progresa".
Es la segunda vez que este combate (el evento estelar del calendario de boxeo de HBO para fines de año) ha sido cancelado por esa misma infección.
"Esta mañana, el Dr. Peter Evans de la Cleveland Clinic, me informó que la recuperación de la lesión en la mano izquierda de Kelly Pavlik, no ha progresado como estaba planeado", dijo a través de un comunicado Todd duBoef, presidente de la promotora Top Rank. "Como resultado de esto, Kelly no puede cerrar la mano izquierda, lo que le prohibe prepararse para defender su corona mediana el 5 de diciembre ante Paul Williams. Todos en Top Rank estamos desilucionados por esta inesperada noticia sobre su recuperación. Una vez que Pavlik reciba permiso del Dr. Evans para volver a entrenar, buscaremos por todos los medios una futura pelea. Apreciamos la paciencia de Paul Williams, (su promotora) Goossen Tutor, HBO y el hotel/casino Caesars Atlantic City por este incidente".
"Dan Goossen (promotor de Williams) está buscando al mejor oponente disponible para Williams, y haremos una doble cartelera el 5 de diciembre", le dijo a ESPN.com Ross Greenburg, presidente de HBO. "Las peleas de fondo también se anunciarán pronto. Tendremos otra buena noche de boxeo en HBO".
La cartelera original incluía a los ex campeones peso welter Joshua Clottey y Carlos Quintana enfrentándose en una pelea a 10 rounds, pero Clottey es promovido por Top Rank, que ya no está involucrado en la velada.
Días antes de la conferencia de prensa planeada para agosto pasado para anunciar formalmente el combate entre Pavlik y Williams el 3 de octubre en el Boardwalk Hall de Atlantic City, N.J., el combate fue cancelado.
Con Pavlik sometiéndose a cirugía dos veces en su mano durante todo el verano, y la rehabilitación que según los manejadores de Pavlik andaba muy bien, Top Rank y Goossen volvieron a armar la pelea en septiembre. Hicieron una conferencia de prensa formal en el Giants Stadium para hacer el anuncio de la nueva fecha para el 5 de diciembre en el Boardwalk Hall.
Sin embargo, Pavlik, quien ha estado entrenando en las últimas semanas, todavía tenía problemas con la mano.
"Está intentando. Está corriendo, está intentando entrenar en el gimnasio", dijo su entrenador Jack Loew en una página web del periódico de la ciudad natal de Pavlik, Youngstown (Ohio). "Está tratando de hacer boxeo de sombra con una mano, pegarle a la bolsa con una sola mano. He estado tratando de mantenerlo en secreto, pero no está yendo bien, y ya no voy a engañar a nadie más con esto".
"Estoy seguro de que vamos a recibir una mala reacción de la gente, y no los culpo. Pero tenemos que hacer lo que corresponde".
La infección de Pavlik le ha dado problemas durante un tiempo. Su co-manejador Cameron Dunkin dijo que cuando la pelea se pospuso en agosto pasado había habido un problema ya durante los seis meses anteriores.
Arum dice creer quee puede haber sido un problema ya en octubre pasado, cuando Pavlik (35-1, 31 KOs) fue claramente superado por puntos por Bernard Hopkins en un combate sin el título en juego en las 170 libras. Pavlik regresó para noquear a Marco Antonio Rubio en febrero, en una defensa de título.
Williams (37-1, 27 KOs) no ha peleado desde que se alzara con una amplia decisión ante Winky Wright en una pelea en peso mediano en abril pasado. Williams es un ex dos veces campeón welter y tiene en sus manos un campeonato mediano junior interino, pero subió al peso mediano para poder encontrar un oponente de primer nivel.

Un repaso de lo mejor, de Dan Rafael, de ESPN


Peso supermediano
Super Six World Boxing Classic
Arthur Abraham KO12 Jermain Taylor
Récords: Abraham (31-0, 25 KOs); Taylor (28-4-1, 17 KOs)

Comentario de Rafael: Al igual que muchas de las derrotas de Taylor, todo comenzó bien para el ex campeón indiscutido de peso mediano en esta primera Etapa Grupal 1 del muy anunciado Clásico Mundial de Boxeo Súper Seis de Showtime. Y terminó con una brutal derrota por nocaut, una derrota que pone la continuación de Taylor en este torneo eliminatorio modificado (y hasta su carrera misma) en serias dudas. Abraham, un ex campeón de peso mediano que abandonó su faja para subir de peso y participar en el torneo, siempre comienza de manera lenta, y Taylor sacó ventaja de eso. El nativo de Little Rock, Ark., peleando fuera de los EEUU por primera vez desde que recibiera una medalla de bronce en las Olimpíadas de Sydney en el 2000, barrió con los primeros cuatro asaltos del combate. Logró colocar muy bien su jab, lanzando combinaciones y golpes al cuerpo y superando fácilmente a Abraham, que se contentó con recibir los golpes, muchos de los cuales chocaron con sus brazos y su cerrada guardia.
Sin embargo, a medida que Taylor comenzaba a ponerse más lento poco a poco, Abraham comenzó a abrirse más y más. Taylor, de 31 años, había recibido varias advertencias por golpes bajos por parte del réferi Guadalupe García cuando Garcia le quitó un punto en el sexto round al ver que otro golpe terminó muy por debajo de la faja. El resto de la pelea (exceptuando el 11er asalto) le perteneció a Abraham, de 29 años, que venía arremetiendo con todo. Abraham tiene una gran quijada y es físicamente muy fuerte y duro. Es un desafío para cualquiera, lo cual es una de las razones por las cuales fue instalado por el especialista en apuestas Danny Sheridan como el co-favorito para ganar el torneo junto a Mikkel Kessler.
Abraham sacudió a Taylor al final del séptimo asalto y lo lastimó duramente con una derecha en el noveno. Abraham ya tenía control de la pelea y estaba en camino a una victoria por decisión en el 12do asalto cuando, de la nada, conectó una derecha muy dura en medio de su guardia, llegando a la mandíbula de Taylor y derribándolo de espaldas. García podría haber contado hasta 100. Taylor estaba noqueado antes de tocar las lonas, y la multitud de 14.000 personas que llegó a apoyar a Abraham explotó en gritos de alborozo. Abraham tiene el mayor poder en los últimos rounds de sus peleas, tal como lo muestra su quinto nocaut en el 10mo asalto o más. Y fue un nocaut digno de una secuencia de grandes éxitos, que será considerado como uno de los nocauts del año.
Con esta victoria, Abraham logra tres puntos en el torneo (dos por la victoria y un punto adicional por el nocaut). En su próximo combate enfrentará a Andre Dirrell a comienzos del 2010 en los Estados Unidos. Para Taylor, empero, el futuroe no es tan cierto. Taylor sufrió una severa conmoción y una pérdida de memoria de corto plazo, y fue enviado a un hospital donde se le hicieron una cantidad de pruebas y exámenes físicos. Su promotor Lou DiBella le dijo a ESPN.com que Taylor fue dado de alta del hospital el domingo por la noche, pero que se quedaría en Europa durante una semana más porque los médicos no quieren que vuele tras su lesión en la cabeza.
La derrota por nocaut fue la tercera para Taylor en sus últimas cinco peleas, y ha perdido cuatro de esas cinco. También fue noqueado en el 12do asalto en su segunda pelea consecutiva, habiendo caído por la vía rápida ante el campeón Carl Froch (que también está en el torneo) en abril. Parece difícil que Taylor continúe en el torneo, y es posible que se retire. Showtime tendrá la responsabilidad de seleccionar una alternativa para tomar el lugar de Taylor si es que este elige abandonarlo.
Si éste es el final para Taylor, él ha tenido una excelente carrera. Ha derrotado a Bernard Hopkins dos veces y ha ganado el campeonato indiscutido de peso mediano para defenderlo en cuatro ocasiones antes de perderlo ante Kelly Pavlik. Nadie, en años recientes, se ha enfrentado con peleas tan difíciles una tras la otra. Entre el 2005 y el sábado por la noche, Taylor enfrentó a Hopkins (dos veces), Pavlik (dos veces), Winky Wright, Froch, Abraham, Jeff Lacy y a sus oponentes supuestamente más fáciles como los ex campeones medianos junior Cory Spinks y Kassim Ouma. Esa alineación de rivales se puede comparar con las mejores del deporte.

Sábado en Nottingham, Inglaterra
Peso supermediano
Super Six World Boxing Classic
Carl Froch G12 Andre Dirrell
Retiene un título de peso supermediano
Tarjetas: 115-112 (dos veces) Froch, 114-113 Dirrell
Récords: Froch (26-0, 20 KOs); Dirrell (18-1, 13 KOs)

Comentario de Rafael: Froch no es el boxeador más hábil del mundo, pero compensa eso con un estilo físico e incansable. Le sirvió ese estilo cuando superó a Jean Pascal (que terminaría ganando un título de peso semipesado) para alzarse con el título súper mediano en diciembre pasado. Le sirvió cuando se recuperó para noquear a Jermain Taylor faltando 14 segundos en su pelea de defensa de título en abril pasado. Y le sirvió nuevamente cuando logró alzarse con una decisión dividida ante el nativo de Flint, Michigan y medallista de bronce olímpico en el 2004 para los EEUU, Dirrell, y así retener su título en una pelea válida para la Etapa Grupal 1 del torneo hexagonal súper mediano Clásico Mundial de Boxeo Súper Seis. Froch tuvo el lujo de pelear en su ciudad natal, pero tuvo que entrar al ring en horas de la madrugada para acomodar la transmisión televisiva en vivo de Showtime para la Costa Este de los Estados Unidos, mientras que Dirrell simplemente mantuvo su calendario corporal para esa pelea.
Dirrell también peleó con su estilo usual, un estilo negativo y agónico. Corrió, se quejó ante el réferi por cada cosa que se le ocurrió, y amarró a su oponente. Una y otra vez. A menudo era como mirar una versión más pequeña y más rápida de John Ruiz. Fue muy feo. Cuando Dirrell, que tiene todo el talento del mundo pero que todavía pelea como un amateur, se paraba y peleaba, conectaba con algunas derechas en contra muy duras. Pero él no hizo lo suficiente. La primera mitad de la pelea fue una abominación debido a la falta de voluntad de Dirrell de hacer ninguna otra cosa que no fuese correr y amarrar a su oponente. Todo el tiempo, era Froch el que buscaba la pelea, yendo hacia adelante y lanzando golpes en lo que se transformó en una pelea sucia. Pero en el octavo asalto, Froch conectó a Dirrell con un gancho de izquierda a finales del round que definitivamente lo sacudió. Ambos peleadores cometieron faltas graves como golpes bajos, codazos, golpes a la parte trasera de la cabeza y golpes en el break. El réferi Héctor Afú hizo lo que pudo, pero tuvo serios problemas para mantener el control. Ambos púgiles pudieron recibir deducciones de puntos en varias ocasiones pero Afu decidió no hacer nada hasta que finalmente le sacó un punto a Dirrell por amarrar y golpear en el 10mo asalto, durante el cual Dirrell lastimó a Froch con dos duras izquierdas.
Al final, dos jueces le dieron el combate a Froch, lo cual fue lo correcto. ¿Cómo podrían darle la pelea a Dirrell cuando, durante la mayor parte del combate, peleó asustado, quejándose ante el réferi por cualquier cosa y apenas lanzando golpe alguno en la primera parte de la pelea? Él terminó con fuerza, pero no con suficiente convicción como para merecer la decisión. A lo sumo, podría haber logrado un empate, que aún así no le hubiese dado el título. Froch, de 32 años, logró dos puntos para la victoria y seguirá adelante para enfrentar a Mikkel Kessler en la Etapa Grupal 2 aproximadamente en marzo próximo. Si Kessler derrota a Andre Ward en su combate de la Etapa Grupal 1 el 21 de noviembre, Kessler-Froch será un combate de unificación de títulos. Dirrell, quien junto a Ward son los boxeadores menos experimentados del torneo, no quedó muy lastimado en esta derrota. Logró acumular una valiosa experiencia, y mostró que puede competir con los mejores de la división. Pero necesita pelear más y correr menos. Tiene un combate muy duro en la Etapa Grupal 2. Arthur Abraham vendrá a los Estados Unidos desde Alemania para enfrentar a Dirrell, de 26 años, a fines de enero. Esa es una pelea muy, muy dura.

Sábado en Corpus Christi, Texas
Peso ligero
Brandon Ríos KOT7 Manny Pérez
Récords: Ríos (22-0-1, 15 KOs); Pérez (14-5-1, 2 KOs)

Comentario de Rafael: Cuando Ríos, un prospecto de 23 años y oriundo de Oxnard, California promovido por Top Rank, chocó por primera vez con Pérez en octubre del 2008, ellos empataron en la ciudad natal de Pérez, en Denver. Dos jueces tenían ese combate en empate a 95 por lado, mientras que un tercer juez lo vio en 96-94 para Pérez. Desde ese empate, Ríos no hay dejado las peleas en manos de los jueces. Logró su cuarto nocaut consecutivo y limpió así la única mácula de su marca personal en un combate televisado por TV Azteca. Ríos dominó a Pérez esta vez. Le abrió un corte a Pérez a comienzos del combate y mantuvo la presión durante todo el pleito, finalmente logrando el nocaut a los 1:16 minutos del séptimo asalto.

Peso gallo Jr.
Raúl Martínez KOT5 Jonathan Pérez
Récords: Martínez (25-1, 15 KOs); Pérez (15-7, 12 KOs)

Comentario de Rafael: La última vez que Martínez, oriundo de San Antonio de 27 años de edad, estuvo en un ring, fue castigado y dominado por el entonces campeón mosca Nonito Donaire en una derrota por nocaut técnico en el cuarto asalto en abril pasado en las Filipinas. Haciendo su regreso después de aquella primera derrota, Martínez se quitó de encima fácilmente al colombiano Pérez, de 22 años, torturándolo con golpes al cuerpo. Martínez lo derribó con un golpe al cuerpo en el tercer asalto y dos veces más en el cuarto. Martínez nunca se levantó de su banquillo en el quinto round, y su rincón decidió abandonar el pleito 10 segundos después de comenzado el asalto. Pérez cayó a 3-7 en sus últimos 10 combates, aunque algunas de esas derrotas llegaron ante oponentes de calidad tales como el ex campeón de peso gallo Martín Castillo y José "Carita" López, y el retador de peso gallo Abner Mares. Martínez probablemente tiene otra oportunidad de ganar el título en su futuro.

Peso Superpluma
Mario Santiago G8 Morris Chule
Tarjetas: 79-73, 78-74 Santiago, 77-75 Chule
Récords: Santiago (21-1-1, 14 KOs); Chule (7-7-1, 7 KOs)

Comentario de Rafael: El puertorriqueño Santiago, de 31 años, es más conocido por haber empatado con el campeón pluma Steve Luevano en junio de 2008 durante la cartelera encabezada por Manny Pacquiao vs. David Diaz en HBO PPV. Luego de un año de descanso, Santiago regresó en junio para alzarse con una decisión unánime en ocho asaltos ante Gilberto Sánchez León en Atlantic City, N.J. Él anotó su segunda victoria consecutiva ante el kenyano Chule, de 29 años, aunque fue por decisión dividida. Fue el primer combate de Santiago desde que firmara una extensión de contrato promocional con Top Rank, que estará trabajando muy fuerte en la división de peso pluma en la que Santiago hace su campaña. Top Rank tiene a los campeones Luevano y Yuriorkis Gamboa, además del campeón de peso pluma junior Juan Manuel López listo para subir de peso. Hay acción en las 126 libras, y Top Rank está muy involucrada en ella, por lo cual el zurdo Santiago tendrá muchas oportunidades más temprano que tarde.
También en esa cartelera, tres de los prospectos de Top Rank anotaron victorias.
El peso pluma Jerry Belmontes (10-0, 3 KOs), de 20 años, peleando frente a su fanaticada local, ganó una decisión amplia en seis asaltos ante el mexicano Adulato Gonzalez (11-8, 4 KOs). Los tres jueces la vieron en 60-54. El peso pluma junior Roberto Marroquin (10-0, 7 KOs), también de 20 años y oriundo de Dallas, se alzó con una decisión ante el oriundo de Miami José García Bernal (26-18-1, 17 KOs). Marroquín anotó una caída y ganó por margen de 60-53 en las tres tarjetas. También, el mediano junior nativo de Houston y de 22 años de edad, Omar Henry (6-0, 5 KOs) fue llevado a la diastancia por primera vez en su carrera, pero se alzó con una amplia decisión en cuatro asaltos ante Carlos Aballe (5-10, 3 KOs), de Miami, que cayó a las lonas en el cuarto. Los tres jueces la vieron en 40-35.

Sábado en Phoenix
Peso crucero
Vassiliy Jirov KOT2 Jonathan Williams
Récords: Jirov (38-3-1, 32 KOs); Williams (7-7-1, 6 KOs)

Comentario de Rafael: El ex campeón crucero Vassiliy Jirov, medallista dorado en las Olimpíadas de 1996, regresó para su primer combate desde que noqueara a Kenny Craven en julio de 2007. A pesar de que Jirov se anotó la victoria por nocaut, tuvo un pequeño susto en el primer asalto cuando el reemplazo tardío Williams, entrando a combatir con apenas un par de días de aviso en lugar de Cory Phelps, anotó una caída muy corta. Sin embargo, Jirov, de 35 años, se recuperó para derribar a Williams tres veces en una victoria en el segundo asalto. Jirov, que probó las aguas del peso pesado y encontró muy poco éxito, ha regresado ahora al peso crucero, donde intenta hacer campaña. También se reunió con el manejador Ivaylo Gotzev, quien lo llevara al título crucero en su oportunidad. "Vassiliy no puede estar en una mala pelea", dijo Gotzev. "Hubo una caída rápida, pero todo lo que eso logró fue poner a Vassiliy de nuevo en el estado mental de salir a ganar. El golpe que lo derribó fue su bienvenida de regreso al deporte. En el segundo asalto, Vassiliy demostró que "El Tigre" realmente ha regresado".
El ex campeón de peso pesado Shannon Briggs (48-5-1, 42 KOs), de 37 años, iba a pelear en la cartelera previa de su primer combate desde que cayera por amplia decisión y perdiera su título ante Sultan Ibragimov en junio de 2007. Sin embargo, la pelea fue cancelada a último minuto cuando su oponente Aaron Lyons (9-7, 7 KOs) no logró pasar un examen ocular y se lo consideró inelegible para boxear.

Viernes en Miami
Peso welter
Antonio Pitalúa KOT5 Wilfredo Negrón
Récords: Pitalúa (48-4, 42 KOs); Negrón (26-13-1, 19 KOs)

Comentario de Rafael: Pitalua iba a pelear con el ex campeón de peso welter junior Diobelys Hurtado en el evento estelar de la transmisión de Telemundo, pero se excusó de combatir un par de semanas antes debido a una lesión en la cadera, y Negrón lo reemplazó. En retrospectiva, eso no fue una buena idea para el puertorriqueño Negrón, de 35 años, un retador que cayó a 1-5-1 en sus últimas siete peleas. Pitalúa, de 39 años y nativo de Colombia, dominó la pelea desde el comienzo. Fue una buena actuación por parte de Pitalúa, que ha ganado dos peleas seguidas desde que Edwin Valero lo noqueara en el segundo asalto de una pelea de título de peso ligero en abril pasado. Pitalúa subió al peso welter junior en su segunda pelea en agosto, y anotó uno de los nocauts candidatos a los mejores del año en el sexto asalto ante José Reyes. Noquear a Negrón en el peso welter no fue tan espectacular, pero igual fue muy efectivo. En lugar de un nocaut monstruoso, Pitalúa simplemente lanzó golpes muy seguidos y castigó a Negrón durante todo el pleito. Finalmente, el réferi Frank Santore Jr. ya había tenido suficiente, y detuvo el combate a los 2:09 del quinto asalto, mientas Pitalúa castigaba duramente a Negrón, que no estaba respondiendo.

Peso Superwelter
Joel Love Child Julio G6 Clarence Taylor
Tarjetas: 60-54 (dos veces), 59-55
Récords: Julio (35-3, 31 KOs); Taylor (14-23-4, 7 KOs)

Comentario de Rafael: Ahhhhhhhhhhhhhhhhh, Love Child! Julio, quien alguna vez fuese declarado prospecto del año por ESPN.com, se quitó de encima dos derrotas consecutivas para alzarse con la ya rutinaria victoria por decisión. Julio, de Colombia, ascendió de manera rápida pero sufrió una derrota por decisión ante Carlos Quintana en un combate eliminatorio por el título welter en el 2006. Luego de ganar siete seguidas después de esa derrota, Julio logró otra oportunidad pero no pudo materializarla. Él viajó a Alemania y perdió en una decisión muy disputada ante el campeón Sergei Dzindziruk en noviembre de 2008. Luego vino un choque con el candente prospecto James Kirkland en marzo. Kirkland atropelló a Julio, noqueándolo en el sexto asalto en la última pelea de Kirkland antes de terminar en prisión. Regresando al ring, Julio superó en boxeo y golpes a Taylor, de 38 años, en una cartelera televisada por Telemundo. A pesar del horrible récord de Taylor, él venía de lograr una victoria sorpresiva por nocaut, y le dio bastante trabajo a Julio, quien tiene apenas 24 años pero tiene manos muy pesadas. No sería sorpresivo verlo lograr otra oportunidad si es que tiene el deseo de trabajar para lograrlo.

COMENZÓ EL TORNEO "SUPER SIX" CON VICTORIAS EUROPEAS


Comenzó el Torneo “Super Six”, organizado por la cadena de televisión estadounidense Showtime, y, nada más que ver los dos primeros combates, la verdad es que “amenaza” con ser el acontecimiento boxístico más interesante de las últimas décadas. En un deporte que abusa de los falsamente denominados combates del siglo, el contemplar, como novedad, un torneo de los seis mejores del peso supermedio del mundo, aunque alguno se haya quedado por el camino, es espectacular. Todos contra todos, con semifinales, final, en fin, la repera, para un deporte necesitado de ideas innovadoras como esta, que lo saque del marasmo actual. El ver los dos llenazos en los dos primeros combates del pasado fin de semana, tanto en Nottingham como en Berlín, indica bien a las claras, cómo ha acogido el público este acontecimiento. En lo puramente deportivo, el “troglodita” (como le llama mi amigo Emilio Marquiegui) Carl Froch le ganó por puntos al joven estadounidense Andre Dirrell. Si el combate hubiera sido en América, la victoria hubiera sido al contrario. Froch sigue siendo, con esta victoria, campeón del mundo para el WBC. Y en cuanto a Jermain Taylor, después de perder en los últimos 15” ante Froch, ser noqueado ahora por “King” Abraham a falta de seis segundos para el final de la pelea, puede ser su final deportivo. Habrá quien piense que el canadiense Lucian Bute hubiera dado más juego que él. Y, ahora, el favorito para el ex rey de este peso, Joe Calzaghe, que es el danés Mikkel Kessler, cruzará el charco para medirse, el 21 de noviembre, al ex campeón olímpico Andre Ward.Una maravilla de Torneo, sí, señor. A ver si lo repiten, por ejemplo, en el peso welter. Sería la leche.

Este es el resto de las peleas ya determinadas:

2ª ronda

Enero en EE.UU.: Abraham-Dirrell

Marzo en Europa: Froch-Kessler

Primavera 2010 en EE.UU.: Ward-Taylor

3ª ronda

Verano 2010 en EE.UU.: Ward-Dirrell

Verano 2010 en Europa: Froch-Abraham

Otoño 2010 en EE.UU.: Kessler-Taylor

Al final, y para no alargar en exceso el Torneo, no será un “todos contra todos”, sino que cada boxeador se medirá a tres rivales. La puntuación de este sistema de liguilla es de tres puntos por triunfo antes del límite, dos puntos por victoria a la distancia y un punto por combate nulo. No hay puntos por derrota. De momento, 3 puntos para Arthur Abraham, 2 puntos para Carl Froch y 0 puntos para los dos estadounidenses, Andre Dirrell y Jermain Taylor.

Los cuatro primeros avanzan a las semifinales. Estas están programadas en un principio para enero de 2011 en Estados Unidos, con la final a celebrarse en mayo o junio de 2011, también en suelo americano.

JOSÉ MANUEL MORENO. BOXEO VELEÑO.